Dejan libre a hijo de diputado del PAN; estaba acusado de secuestro

jueves, 20 de mayo de 2010

CAMPECHE, Cam., 20 de mayo (apro).- José Ignacio Seara Rosiñol --hijo del diputado federal panista José Ignacio Seara Sierra--, quien hace once meses fue detenido como presunto responsable de secuestro y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, salió en libertad la noche del martes pasado, luego que un Colegiado de Circuito reclasificara los delitos que se le imputaban.

El 11 de junio anterior --en plena campaña de su padre, que entonces era alcalde con licencia de El Carmen--, Seara Rosiñol fue detenido en esa ciudad junto con Julio Ludovico Semino Re y los policías municipales Eduardo Cruz Elizondo, William Gustavo Centurión, Joaquín Santiago López y el agente federal Agustín Hernández Ramírez, a bordo de una Suburban propiedad del DIF local, en cuyo interior se encontró a Juan José Martínez García privado de su libertad.

Al grupo de presuntos plagiarios se les decomisó un fusil AK-47; dos armas tipo carabina automática y semiautomática calibre 9mm (Uzi); una escuadra calibre 40 semiautomática marca Browing y otra escuadra semiautomática calibre 22.

Además, dos pistolas Pietro Beretta 9mm; tres cartuchos 7.62 X 39; 20 cartuchos 9mm.; nueve cartuchos .40.; diez cartuchos .22; 30 cartuchos, .9mm; un chaleco antibalas, y cuatro pasamontañas.

Por esos hechos, el agente del Ministerio Público Federal dio inicio a la averiguación previa PGR/CAMP/CARM-II/61/2009.

Sin embargo, los privilegios hacia el joven --en cuyo sitio de Facebook colocó varias fotografías en las que aparecía portando rifles cuerno de chivo-- se observaron desde que inicio el caso.

Aunque el término constitucional para resolver su situación jurídica vencía tres días después de su consignación, fue ampliado ocho días más.   

Al enterarse de la detención de Seara Rosiñol, la oposición exigió que su padre declinara a sus candidaturas, pues fue postulado simultáneamente por las vías de mayoría relativa y representación proporcional; pero Seara Sierra ignoró los reclamos.

El martes pasado, después de once meses recluidos en el penal de Campeche, Seara Sierra y Semino Re salieron en libertad bajo fianza, gracias a que les fueron reclasificados los delitos por otros “no graves”.

Pese a las circunstancias en que fueron detenidos, el Tribunal Unitario de Circuito determinó que no había elementos para acusarlos de los delitos de privación ilegal de la libertad y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos; sólo de abuso de autoridad, y de inmediato les concedió la libertad bajo fianza.

Al respecto, el gobernador priista Fernando Ortega Bernés dijo que “me da gusto que esta familia por fin se reúna”, y deseó que “ojalá así prosperaran casos semejantes”.