Promoverá el PRD plebiscito para destituir a Granier Melo

lunes, 24 de mayo de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 24 de mayo (apro).- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) promoverá ante el Instituto Electoral y de participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) la realización de un plebiscito ciudadano con el fin de “destituir” al gobernador Andrés Rafael Granier Melo y convocar a nuevas elecciones.

En el marco de una manifestación a la que asistieron más de dos mil perredistas, panistas y burócratas despedidos, según los organizadores, el líder del PRD en el estado, Javier May, dio a conocer que los tabasqueños deben decidir si quieren que Granier Melo continúe gobernando Tabasco.

Frente a la residencia oficial Quinta Grijalva, donde los manifestantes exigieron la renunciar del gobernador debido a la política de austeridad aplicada por el gobierno estatal, May señaló que si el deseo de los tabasqueños es que Granier Melo no siga en el poder, promoverá el plebiscito ante el IEPCT.

A pesar de que Tabasco tiene el presupuesto mal alto por habitante en el país, “Granier tiene al estado quebrado financiera y económicamente”.

Encabezados por el senador Arturo Núñez, el diputado federal Adán Augusto López. y el dirigente estatal del PRD, Javier May, los inconformes realizaron un mitin frente a la residencia oficial Quinta Grijalva, donde condenaron la “reingeniería” administrativa” del gobierno estatal que echó a la calle a más de tres mil burócratas, aumentó impuestos y servicios, tarifas de taxis, y desapareció diez dependencias.

La marcha de protesta culminó frente a las oficinas centrales de la CFE, donde exigieron “borrón y cuenta nueva” para los más de 250 mil usuarios que desde hace 15 años se encuentran en “resistencia civil” de no pagar el servicio luz por el alto costo; además, demandaron  que cese el masivo corte de energía eléctrica a quienes no pagan recibos de luz.

La marcha inició con un zafarrancho entre grupos perredistas, que una vez más, exhibieron la fractura interna que vive ese partido. Un grupo encaró a agritos, manotazos e insultos a cinco diputados locales, acusados por la dirigencia estatal de “traidores” por avalar reformas constitucionales para que el Ejecutivo estatal y los 17 municipios puedan suscribir créditos y endeudarse sin permiso del Congreso.

Sobre los cinco legisladores, encabezados por el coordinador parlamentario, Juan José Martínez, llovieron envases de plástico, papeles y agua, sin que el dirigente estatal del PRD, Javier May, hiciera algo para calmar los ánimos.

Finalmente, los diputados Cristian Salvador Aquino, Claudia Bojórquez, Fernando Gómez Ascencio, Julio Manzano y el coordinador Juan José Martínez, se retiraron en medio de abucheos y acusaron al dirigente Javier May de promover y estar detrás de la agresión porque no pertenecen a su grupo político.