No pasa la ley antiaborto en Veracruz

jueves, 6 de mayo de 2010

JALAPA, Ver., 6 de abril (apro).- Los grupos parlamentarios del PRI y del PAN fracasaron hoy en su intento de aprobar la llamada ley antiaborto en esta entidad.

Y es que al no alcanzarse el voto calificado de las dos terceras partes de los integrantes de la LXI Legislatura, el recién nombrado presidente la Mesa Directiva, el priista Héctor Yunes Landa, anunció: “Se desecha la iniciativa para reformar el artículo 4 de la Constitución Política de Veracruz”, por medio de la cual mediante se buscaba “proteger” la vida desde el momento de la concepción.

Momentos antes de votarse la llamada ley antiaborto, legisladores del PRI y del PAN abandonaron el recinto legislativo. Sólo permanecieron en sus curules 25 de los 50 legisladores, de los cuales siete votaron en contra y dos se abstuvieron. El mínimo de votos necesarios para aprobar una ley es de 34.

De acuerdo con la legislación local, el proceso para la aprobación de reformas constitucionales se compone de tres etapas: dos votaciones aprobatorias en el Congreso del estado y el aval del 50% más uno de los 2 mil 121 ayuntamientos que conforman la entidad.

Al no alcanzarse el voto calificado de las dos terceras partes de los integrantes de la LXI Legislatura, el priista Yunes Landa dio por cerrada la discusión yd esecho la iniciativa.

El anuncio motivó aplausos y porras de las organizaciones civiles presentes en la sesión plenaria que, a diferencia de noviembre pasado, cuando estuvieron a punto de liarse a golpes con miembros de Pro Vida y de agrupaciones católicas, hoy permanecieron en silencio durante el debate hasta que se conoció el resultado de la votación.

La iniciativa pretendía elevar a rango constitucional la protección a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, con lo que otras leyes secundarias, como la penal y la civil donde se establecen excepciones como en casos de violación, cuando la vida de la mujer este en peligro o haya malformaciones congénitas del producto, quedarían sin efecto.

Los opositores volvieron a calificar la iniciativa de “retrograda” y un retroceso en materia de derechos de las mujeres al pretender elevar a rango constitucional el delito de aborto, pasando por encima de otras legislaciones recientemente aprobadas como la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Tanto la priista Dalia Pérez, la perredista Margarita Guillaumín y el convergente Alfredo Tress coincidieron en tribuna que dicha iniciativa condenaba a las mujeres a recurrir a los “abortos clandestinos”, poniendo en peligro sus vidas, ya que con esa reforma, “se les está criminalizando de antemano”.

Comentarios