Profesores y appistas recuerdan cuarto aniversario de la represión en Oaxaca

lunes, 14 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de junio (apro).- Más de 70 mil profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, (SNTE) y de estados aledaños, así como integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) recordaron hoy la represión que sufrieron el 14 de junio de 2006, en la capital del estado, con la cual se recrudeció el conflicto socio político que dejó una estela de 20 muertos.

Encabezado por el líder magisterial Asael Santiago Chepe, el contingente salió poco después de las once de la mañana del cruce de Trinidad de Viguera, al oriente de la ciudad, con destino al zócalo de la capital oaxaqueña.

En la madrugada, brigadas del SNTE y de la APPO colocaron barricadas, como lo hicieron en el 2006, en el zócalo y en uno de los principales cruceros viales de esta ciudad: Cinco Señores, donde, por algunas horas, se agudizó el tránsito vehicular.

Alrededor del mediodía, los manifestantes llegaron al zócalo oaxaqueño, donde exigieron castigo a los responsables de la represión, encabezados por el gobernador Ulises Ruiz.

Profesores de los estados de Morelos, Michoacán, Chiapas, Veracruz, Tlaxcala y Jalisco, agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), apoyaron la manifestación.

En el zócalo, el dirigente magisterial llamó al pueblo oaxaqueño a votar en contra de los responsables de la represión, entre los que identificó al “delfín” del gobernador, Eviel Pérez Magaña, candidato del PRI al gobierno de Oaxaca.

Asimismo, Asael Santiago Chepe anunció que mañana martes los profesores oaxaqueños, que este día dejaron a un millón 400 mil niños sin clases, reforzarán el plantón que instalaron en el zócalo de Oaxaca desde el pasado 31 de mayo para exigir respuesta a sus demandas laborales y salariales. Asimismo, advirtió que de no haber respuesta, se declararán en par indefinido.

El 14 de junio de 2006, más de mil policías estatales intentaron desalojar el plantón magisterial instalado desde el 20 de mayo de ese año en demanda de mejoras salariales.

La policía estatal utilizó gases lacrimógenos para desalojar a los profesores. Sin embargo, luego de cuatro horas de escaramuzas, los inconformes se agruparon y retomaron el control del zócalo. El saldo del operativo fue de 18 heridos.

La represión dejó un saldo de 20 muertos, entre ellos, el periodista Brad Hill, el 24 de octubre.