Ulises Ruiz se desentiende de caravana que viaja a San Juan Copala

lunes, 7 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 7 de junio (apro).- La procuradora de Justicia de Oaxaca, María de la Luz Candelaria Chiñas, advirtió a la caravana humanitaria que partió hoy rumbo a San Juan Copala que en la zona hay gente “belicosa y beligerante”, y admitió que el gobernador Ulises Ruiz no giró ninguna instrucción para salvaguardar la integridad de los participantes.

En entrevista, la funcionaria estatal dijo que “no hay instrucciones” específicas del gobernador sobre la caravana que encabeza el diputado del PRD, Alejandro Encinas, salvo la voluntad de que los activistas sean “bienvenidos”.

Candelaria Chiñas señaló que aun cuando no existen instrucciones precisas del gobernador, la Procuraduría General de Justicia del estado, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República, diseñaron una “estrategia” para garantizar la protección de la caravana, que incluye vigilancia terrestre y aérea.

Sin embargo, advirtió: “Ahí hay gente renuente, necia con sus usos y costumbres, belicosa y beligerante”.

La procuradora cuestionó que los activistas se hayan interesado por la situación que priva en la región triqui: “Lo que llama la atención es por qué no se interesaron antes; ya verán ustedes si vienen después del 4 de julio y si le dan seguimiento o es otra llamarada de petate.”

Sin embargo, consideró benéfica la visita, para que, de viva voz, los activistas vean cómo está la situación: “Qué bueno que vengan y vean cómo está la situación. El interés del gobierno es que entren a la población, que vean lo que hay, que no están incomunicados. Que se den cuenta, por sí mismos, que hay actividades, que las tiendas están abiertas al público…”

AI pide garantías

Mientras tanto, desde Londres, Inglaterra, la organización Amnistía Internacional (AI) pidió al gobierno de México garantizar la seguridad de la caravana humanitaria que partió hoy con destino a San Juan Copala.

Karrie Howard, directora alerta de AI para América, demandó a los gobiernos federal y estatal deben mostrar su compromiso duradero con el respeto, la protección y el cumplimiento de los derechos de toda la gente de San Juan Copala. Asegurar el tránsito seguro a la comunidad para el convoy humanitario resulta esencial', enfatizó Howard.

La demanda del organismo tiene se fundamenta en la emboscada que el pasado 27 de abril sufrió la primera caravana que intentó ingresar a San Juan Copala. En esa ocasión, los activistas Beatriz Alberta Cariño y el finlandés Jyri Antero Jaakkola, murieron a manos de grupos armados. La organización Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) fue responsabilizada de los hechos.

Al respecto, la Ubisort manifestó hoy su rechazo a la visita del convoy humanitario y anunció que mantendrá bloqueados todos los caminos de acceso a la comunidad.

En un comunicado firmado por Rufino Juárez Hernández, quien se ostenta como “agente constitucional” de San Juan Copala, la Ubisort advirtió: “Que quede claro para el gobierno del estado y para todas las personas que para la llegada de la caravana no hay seguridad.”, va a venir a causar más problemas porque si les pasa algo culpan a la gente de Ubisort y es lo que se estamos tratando de evitar.”