Procuraduría de Veracruz investiga acoso a mujeres en el Instituto Electoral

martes, 20 de julio de 2010

JALAPA, Ver., 20 de julio (apro).- El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Salvador Mikel Rivera, confirmó hoy que la dependencia a su cargo investiga la denuncia por acoso que interpusieron trabajadoras del Instituto Electoral Veracruzano (IEV).
     “Estamos iniciando la investigación y, si estuvieran tipificadas las conductas delictivas, se aplicarán las sanciones que correspondan de acuerdo a la ley, pues se trata de mujeres que trabajan en la institución y que presentaron la denuncia en contra de sus compañeros de trabajo”, dijo.
Y es que las denunciantes descubrieron que en los baños de mujeres se habían instalado videocámaras y las imágenes fueron subidas a la red de Internet.
Según la querella, esos hechos fueron denunciados ante la propia presidenta del Consejo General del IEV, Carolina Viveros, pero ésta sólo se limitó a despedir a los presuntos responsables.
Luego de que el caso trascendiera a la prensa, la funcionara admitió que en este asunto existen “responsabilidades administrativas y penales en contra de personas que cometieron actos que afectan a otras personas en su derecho inviolable a la intimidad”.
En un comunicado, la presidenta del Consejo General del IEV señaló que las instancias correspondientes “deben ser las responsables de determinar estas responsabilidades e imponer los castigos que conforme a la ley deben proceder”.
Viveros García confirmó que “hace unos días empleadas de esta institución descubrieron en una memoria USB un material video-grabado en los baños del organismo, y señalan como probables responsables a tres empleados del área de Contraloría, los cuales de manera inmediata fueron separados del cargo”.
No obstante, dijo, varias de las afectadas interpusieron una denuncia penal y, a partir de ahí, se ordenó la intervención de peritos de la Procuraduría estatal.
Sin embargo, destaca el comunicado, “la PGJE no ha informado a este instituto sobre dichas indagatorias”; pese a ello, “tanto el IEV como su presidenta reprueban absolutamente estos probables actos violatorios de la intimidad de las personas”.
Como funcionaria y como mujer, sostuvo Carolina Viveros, “me entristecen e indignan que se puedan dar acciones de este tipo al interior de las instalaciones del órgano electoral”.
A la vez, aseguró que ha ordenado que se hagan las indagatorias respectivas a través de la Contraloría Interna, “ya que es el área facultada para determinar las posibles responsabilidades administrativas a que haya lugar, ya que las penales serán facultad de la PGJE determinar lo que a derecho proceda”.
Luego sostuvo que “en ningún momento esta presidencia ha protegido o solapado a ningún individuo que cometa actos ilícitos o reprobables socialmente. Quien comete un error o un ilícito debe responder, ya que este instituto ha sostenido que con la fuerza de la ley y con la ley en la mano vamos a actuar”.
Viveros García advirtió que un hecho tan lamentable como el ocurrido “puede pasar en cualquier institución, porque los seres humanos somos impredecibles y paradójicos, podemos estar en la cima pero también caer en la bajeza”.
En tanto, diputados locales y diversos organismos, como el Instituto Veracruzano de la Mujer y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, coincidieron en que debió haber sido la propia presidenta del IEV quien presentara la denuncia penal ante las instancias judiciales para deslindar responsabilidades.

Comentarios