Desbordamiento del Río Bravo inunda 600 casas

jueves, 22 de julio de 2010

DÍAZ ORDAZ, Tamps., 22 de julio (apro).- Más de 600 casas de este municipio quedaron inundadas al desbordarse el río Bravo, mientras que la ciudad fronteriza de Nuevo Progreso, en el municipio de Río Bravo, quedó incomunicada al cerrarse el paso por la autopista Matamoros-Reynosa.

De acuerdo con la Unidad Estatal de Protección Civil, la madrugada de este jueves empezó filtrarse agua del río Bravo, lo que originó que zonas bajas de la población de Díaz Ordaz quedaran cubiertas por el agua, que alcanzó hasta dos metros de altura.

Los habitantes de esas zonas fueron evacuados por elementos de Protección Civil, quienes los trasladaron a diversos albergues. El gobernador Eugenio Hernández Flores realizó un sobrevuelo por las zona afectada.

Por la mañana, en la ciudad de Reynosa, el sobernador y el Secretario de Salud federal, José Ángel Córdoba Villalobos, dieron inicio a una campaña de fumigación para prevenir brotes epidémicos, como el dengue, a causa del exceso de humedad que se registra en toda la región norte de Tamaulipas.

El funcionario recalcó que aunque se están implementando acciones correctas, debe mantenerse la alerta y la vigilancia, “porque esto apenas empieza debido a la acumulación de tanta agua”.

El río Bravo mantiene un nivel de más de nueve metros de profundidad por el desfogue de las presas El Cuchillo, Marte R. Gómez, Falcón y Amistad, que tuvo que realizarse por causa de las lluvias que provocó el huracán “Alex”.

Según el director de la Comisión Estatal del Agua, Sabás Campos Almodóvar, la liberación de agua de las presas continuará por las próximas dos o tres semanas, por lo que las situaciones de riesgo para las poblaciones fronterizas persisten, cuando ya se anuncia la presencia de un nuevo fenómeno meteorológico en el Golfo de México.

Otra población en emergencia es Nuevo Progreso, en Río Bravo, que sólo tiene comunicación por el puente que conecta con Estados Unidos, ya que la autopista Matamoros-Reynosa quedó inundada por las aguas del río y fue cerrada.

En el municipio de Valle Hermoso, la Dirección Estatal de Protección Civil reportó que el único acceso carretero que queda en operación hacia esa localidad, por la brecha 82, está a punto de quedar invadida por el agua.

Ya antes, las carreteras Valle Hermoso-Empalme y la Sendero Nacional tuvieron que ser cerradas.

Salvador Treviño Garza, director de la Agencia Ambiental, mencionó que la situación del río Bravo es crítica porque recibe un aforo superior a 900 metros cúbico por segundo y podría llegar aún más agua, por la apertura de compuertas de la presa El Cuchillo.

El dirigente de la CNC en Matamoros, Jorge Camorlinga Guerra, dijo que existen riesgos de inundación total de los ejidos San Lorenzo y El Caracol en ese municipio.

Comentarios