Bajan nivel de la presa Peñitas para evitar inundaciones en Tabasco

jueves, 8 de julio de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 8 de Julio (apro).- El gobernador Andrés Granier confirmó que la presa Peñitas desfoga desde ayer mil metros cúbicos por segundo en forma controlada, para evitar inundaciones en Tabasco.
           Dijo que la decisión obedece a que las presas del Alto Grijalva se encuentran llenas y se pronostican fuertes lluvias en la presente temporada.
    Granier Melo explicó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) decidió aumentar el desfogue de Peñitas porque la presa Angostura se encuentra prácticamente llena y con el desfogue de mil metros por segundo no hay riesgo de inundaciones en Tabasco, aunque en primera instancia se había solicitado la salida de mil 100 metros cúbicos .
    Sin embargo, admitió que sí se afectarán zonas bajas en rancherías cercanas a Villahermosa y el municipio de Cunduacán.
    “Por eso estamos aguantando. Consideramos que con (el desfogue de) mil metros cúbicos vamos a poder bajar el nivel de las  presas para que no tengamos problemas ante los temporales de los próximos días”, manifestó.  
    Aún así, indicó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) garantiza plena  seguridad en Villahermosa.
    Además, Granier Melo anunció el envío de una brigada de médicos y enfermeras del sector salud para participar en labores de saneamiento, atención médica y psicosocial, así como epidemiológicas, en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y  Coahuila, afectados por el paso del huracán Alex.
    Por su parte, el DIF Tabasco enviará 10 toneladas de víveres y artículos de primera necesidad para los damnificados de esos estados.
           Informó que esta mañana se comunicó con el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, a quien le ofreció el apoyo necesario con base en la experiencia que tiene Tabasco por las inundaciones de los últimos tres años.
            Recordó que estos estados participaron activamente en las labores de apoyo a Tabasco, tras la histórica inundación de 2007.
    “Los tabasqueños conocemos muy bien el impacto de este tipo de eventos. Ayer fuimos nosotros; hoy son ellos quienes, en su momento, nos dieron la mano para superar el desastre que provocó en nuestro territorio la peor inundación que ha padecido Tabasco en los últimos años”, puntualizó.

Comentarios