En Chiapas ya no hay tierras que repartir: Procuraduría Agraria

miércoles, 11 de agosto de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 11 de agosto (apro).- El delegado de la Procuraduría Agraria, Arturo Orta Rodríguez, advirtió a las organizaciones campesinas “que en Chiapas ya no hay tierras que repartir”, por lo que deben abstenerse de invadir predios.
En el 18 aniversario del Registro Agrario Nacional (RAN), los delegados del sector dieron una conferencia en el que hablaron del reparto y regularización de la tierra en la entidad.
Cesáreo Hernández, delegado de la Reforma Agraria (SRA); Ernesto Gutiérrez Coello, delegado del RAN, y Orta Rodríguez explicaron que las demandas de las organizaciones de más tierras ya no son viables en la entidad.
Arturo Orta recordó que desde 1992, con las reformas a la ley agraria, se dio por terminado el reparto, por lo que exhortó a las organizaciones campesinas a conducirse conforme a la ley, a regularizar y registrar sus predios.
Advirtió que “ya no se puede estar invadiendo las tierras, por tal razón existe esta certeza jurídica por parte del ramo, en la cual ya se emitieron y se certificaron, ya tienen un documento agrario o escrituras públicas, o de igual manera tratar que tengan un documento agrario que les dé certeza, que ya no hay mas tierras que repartir y que vayamos caminando en este sentido con las instituciones”.
El delegado de la SRA, Cesáreo Hernández, dijo que a partir de la reforma a la ley agraria de 1992 se culmina en todo el país esta etapa muy larga del reparto, y se entró al esquema de la regularización, de ahí la importancia del RAN para dar certidumbre jurídica.
Cuestionado sobre las invasiones de tierras que protagonizaron simpatizantes zapatistas, Orta Rodríguez dijo que la regularización se dará “sólo a petición de parte”, y que en este momento no tienen ninguna solicitud por parte de las comunidades autónomas.
El delegado de la SRA, Cesáreo Hernández, sostuvo que su oficina atendió, mediante tres fideicomisos, las invasiones de tierras en la zona de conflicto.
Los fideicomisos, conocidos como Fiapar, Pro Chiapas y Fondo 95, tuvieron como objetivo evitar que el problema de este movimiento fuera mayor en el tema de las invasiones de tierra.
“No todas las invasiones en Chiapas son materia de la intervención de las autoridades agrarias, porque hay invasiones que son despojo de tierras, y que son regulados por la materia civil o la materia penal en algunos casos”, indicó.
Otros conflictos, añadió, sí tienen que ver con el tema agrario, “como cuando se da un traslape en el momento de las ejecuciones entre dos resoluciones presidenciales o en el faltante de ejecución de una resolución presidencial, o bien porque fueron afectados por una resolución, predios que ya tenían certificado de inaceptabilidad”.
En Chiapas se cuentan por decenas las organizaciones que reclaman un pedazo de tierra para vivir o sembrar. En 1994, una de las demandas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) tenía que ver con el reclamo de la tierra.

mav

Comentarios