Crecidas de ríos dejan 8 mil damnificados en Tabasco

martes, 24 de agosto de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 24 de agosto (apro).- De nueva cuenta, los alrededores de esta capital fueron amurallados con miles de costales de arena ante las crecidas de los ríos Grijalva y Carrizal que atraviesan la ciudad, en tanto que en el resto del estado se reportan ya unos 8 mil damnificados en 37 localidades de cinco municipios. 
Los riesgos de otra inundación en Villahermosa, como la ocurrida en 2007, escalaron con la decisión de aumentar, a partir este mediodía, el desfogue de la presa Peñitas en 250 metros cúbicos por segundo, adicional a los mil 100 metros cúbicos que desfoga desde hace de un mes ante los ingresos extraordinarios de agua que han tenido las presas del Alto Grijalva, sobre todo Angostura.
Mientras el Comité Técnico Regional de Obras Hidráulicas, conformado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y representantes de los gobiernos de Tabasco y Chiapas, informó que este incremento en la extracción se dará de manera gradual y vendrá a reflejarse en los niveles de los ríos Mezcalapa, Samaria y Carrizal, con un incremento de entre 10 y 20 centímetros en el transcurso de este miércoles.
Por acuerdo del comité, la Conagua continuará permanentemente verificando las obras de protección de los ríos, reforzará con costalería los puntos vulnerables, cerrará compuertas que puedan introducir agua al interior de zonas habitadas y operará equipos de bombeo para desalojar las aguas de lluvia.
También se informó que el comportamiento de lluvias en el último trimestre alcanzó niveles históricos en el caso de la presa Angostura, ubicando las aportaciones al embalse como las segundas más importantes en 60 años de registro.
En un comunicado conjunto, Conagua y gobierno de Tabasco destacan que “esta condición inusual también ha impactado de manera negativa en la planicie tabasqueña y norte de Chiapas, donde las lluvias que se han registrado en agosto son de la magnitud de las que normalmente se presentan en septiembre, que es el mes más lluvioso del año”.
La extracción adicional de 250 metros cúbicos por segundo en la presa Peñitas se mantendrá hasta finales de mes de agosto.
Por su lado, la Dirección de Protección Civil informó que debido al crecimiento de los ríos se reportaron unos 8 mil afectados en 37 localidades de los municipios de Centro, Emiliano Zapata, Jalapa, Nacajuca y Jonuta.
Por cierto, más de 5 mil afectados pertenecen a este último municipio luego del desbordamiento del río Usumacinta.
En Centro, cabecera de Villahermosa, hay más de 750 personas afectadas en las comunidades y colonias de Ixtacomitán, Gaviotas, Monal, Parrilla, Los Sauces, Tierra Colorada, La Manga, Carlos A. Madrazo y El Censo.
En Emiliano Zapata hay más de 960 damnificados en las comunidades de Boca de Chacamax, Jobal, Pochote y Avispero de la ranchería Emiliano Zapata.
En Jalapa, más de 380 personas registran viviendas anegadas en Astapa, Jahuacapa, Montaña y Progreso.
Y en Jonuta es donde hasta el momento se concentra el mayor número de personas afectadas por el río Usumacinta.
Hasta hoy suman 5 mil 118 personas de mil 287 familias de 21 comunidades, entre ellas, Cuyo de Guadalupe, Bajo Amatitán, Boca de Amatitán, Los Pájaros, Esperanza, Corozal Río, Zapotal, Vuelta Abajo y Jonutilla.
En Nacajuca, 190 personas resultaron afectadas en el ejido El Cedro y 75 más en el ejido Samarkanda, por desbordamiento del río Carrizal.
La Conagua también reportó que el río Grijalva, frente a Villahermosa, creció cuatro centímetros esta mañana y se colocó en 83 centímetros por arriba de su nivel crítico con una altura de 6.07 metros.
En tanto el Usumacinta aumentó 34 centímetros y se ubicó en 51 centímetros encima de su escala máxima con una altura de 19.72 metros.
En el caso de los ríos Samaria y Carrizal, que reciben agua de la presa Peñitas, crecieron en 12 y dos centímetros, colocándose en 18 y 55 centímetros por debajo de sus escalas máximas.
Mientras las brigadas de la Secretaría de Salud estatal visitan localidades anegadas para realizar acciones de prevención, vigilancia epidemiológica y de promoción.
La dependencia estatal informó que se realizan visitas casa por casa en búsqueda de casos febriles y diarreicos, además de impartir pláticas de auto-cuidado de la salud, distribución de Vida Suero Oral y de plata coloidal.
Asimismo, para la prevención de la fiebre por dengue y paludismo se desarrollan actividades de abatización, nebulización y rociado domiciliario, donde también se han revisado y eliminado recipientes para evitar criaderos de mosquitos.
Por último, el río Santo Domingo se desbordó en el municipio chiapaneco de Maravilla Tenejapa, lo que provocó que 74 familias del centro turístico de Las Nubes carezcan desde hace una semana de energía eléctrica, agua potable, víveres y medicinas. (Con información de Isaín Mandujano)

mav
-fin de texto-

EOF

Comentarios