Alerta por lluvias desata compras de pánico en Tabasco

viernes, 27 de agosto de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 27 de agosto (apro).- Ante la situación de alerta que vive la entidad por desbordamiento de ríos y lluvias torrenciales, miles de tabasqueños abarrotaron los supermercados de esta capital y, en compras de pánico, se abalanzaron sobre productos comestibles y agua.
Lo anterior, en previsión de que, como ocurrió en 2007, Villahermosa quede aislado por otra inundación, crecidas que actualmente afectan a más de 50 mil personas en 13 de los 17 municipios de la entidad.
El gobernador Andrés Granier Melo dijo que, hasta el mediodía de este viernes, sumaban más de 36 horas que Tabasco se encontraba en emergencia con más de 50 mil damnificados y el gobierno federal aún no respondía a la solicitud de declaratoria de emergencia para los municipios afectados.
El mandatario anticipó que “lo peor aún no llega”, pues septiembre es normalmente de los meses más lluviosos y para octubre están pronosticados 14 fenómenos, entre ellos cuatro huracanes fuertes.
Reiteró que exigirá a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que mantenga la extracción de agua de la presa Peñitas en mil 350 metros cúbicos por segundo y “ni un metro cúbico más”, pues Tabasco correría graves riesgos en caso de otra catastrófica inundación si se aumenta el desfogue sobre ríos de la entidad.
Dijo que durante una reunión de Sistema Estatal de Protección Civil, personal de la CFE presentó gráficas donde se indicaba que las presas del Alto Grijalva soportan todavía una gran cantidad de agua.
“Esa es la tregua que exijo que nos den para que se puedan bajar niveles de los ríos”, manifestó y anticipó que no cambiará su posición.
Adelantó que se avizora un fin de semana de lluvias fuertes y que el gobierno ya está abriendo albergues para atender a quienes salgan de sus casas y busquen refugios temporales.
Por su lado, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico estatal (Sedeco), Ignacio Lastra Marín, llamó a la población a abstenerse de hacer “compras masivas anticipadas”, ya que, dijo, está garantizada la provisión y distribución de toda clase de artículos y la estabilidad de precios de las mercancías.
Rechazó que exista desabasto y anunció que se han tomado medidas preventivas para que no deje de fluir el suministro a toda la población.
Explicó que en junio pasado se instaló el Comité de Abasto Privado, el cual tiene la responsabilidad de garantizar el suministro y la estabilidad de precios de productos de consumo básico.
El comité se encuentra integrado por industriales de alimentos y bebidas, cadenas de autoservicios, tiendas de conveniencia, gaseras y gasolineras, así como cámaras empresariales e industriales de la masa y la tortilla.
Manifestó que el objetivo de este organismo es restablecer, en el menor tiempo posible, el suministro de alimentos y víveres en caso de contingencia meteorológica, a través de canales de mayoreo, medio mayoreo, detalles, autoservicio y tiendas departamentales.
Por su parte, el director general de Protección Civil, Roberto López Romero, reportó que, hasta este mediodía, los 13 municipios afectados son Balancán, Centla, Centro, Cunduacán, Emiliano Zapata, Huimanguillo, Jalapa, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Tacotalpa, Teapa y Tenosique.
El presidente de la Unión Ganadera Regional de Tabasco (UGRT), Freddy Priego Priego, informó que se han movilizado más de 275 mil cabezas de ganado a zonas altas, alrededor de 15% de un millón 850 mil cabezas registradas en el estado.
Detalló que las zonas más afectadas son el municipio de Centro y la región de Los Ríos y La Chontalpa, donde los ganaderos tienen que hacer gastos adicionales por la renta de pastizales, aparte de cerrar fuentes de empleo por falta de ordeña.
El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Forestal y Pesca (Sedafop), Carlos Manuel Rovirosa Ruiz, dijo que será hasta la próxima semana cuando se concluya la evaluación de los daños sufridos en el sector agropecuario a causa de las inundaciones.
Luego de aplicarlo en esta capital, el Ejército Mexicano activó hoy el Plan DN-III en el municipio de Tenosique, uno de los más afectados por desbordamientos del río Usumacinta.

En Veracruz, alerta ámbar

La Secretaría de Protección Civil en Veracruz mantiene alerta ámbar ante el inminente desbordamiento del río Coatzacoalcos en su estación La Perla y Minatitlán, así como en el encuentro de los afluentes San Juan, Tesechoacan y Papaloapan, en el municipio de Tlacotalpan.
La titular de la dependencia, Silvia Domínguez, señaló que ya está instalado el Comando Unificado de Protección Civil ante posibles afectaciones que provoquen la avenida de estos afluentes, que ya registran desbordamientos en las partes bajas.
La funcionaria estatal explicó que el paso de la onda tropical 24 y la humedad que originó la circulación del huracán Frank desde el 19 de agosto y hasta este viernes, han provocado afectaciones en 48 municipios, de los que 34 se ubican en el sur de la entidad.
Hasta el día de hoy, señaló, en los municipios afectados del sur de la entidad se han contabilizado más de 50 mil damnificados, 20 mil viviendas, 120 colonias y 600 comunidades rurales, la mayoría aún incomunicadas debido a las inundaciones.
Según los últimos reportes, detalló, se han registrado desbordamientos en 14 ríos de la entidad, entre ellos, Papaloapan, San Juan, Coatzacoalcos, Obispo, El Tonto, Cochoapa, El Paquital, Xoluxuchil, Jaltepec, La Lana, El Pedregal y Uxpanapa y, en la zona centro, el río Blanco.
Debido al escurrimiento de agua provocado por las lluvias registradas en la sierra de Oaxaca, abundó, también se han reportado desbordamientos en diez arroyos, por lo que en la región sur del estado se han activado 52 albergues en los que están siendo atendidos unos 5 mil afectados.
La funcionaria detalló que en las afectaciones más graves provocadas por las inundaciones se ubican en los municipios de Hidalgotitlán, Minatitlán y Cosoleacaque, donde los habitantes de diversas colonias y comunidades se han visto seriamente afectados en sus viviendas y pertenencias.
Mientras, el gobernador Fidel Herrera señaló que la zona sur del estado continúa en alerta por las lluvias, ya que para el próximo miércoles se pronostica la entrada de un nuevo fenómeno natural, y las presas Cerro de Oro y Temazcal no tienen soporte para recibir el agua que se avecina, ya que están a 85% de su capacidad de embalse.
Luego de sostener una reunión con autoridades de Tlacotalpan, Protección Civil y de Salud, Herrera Beltrán refirió que de acuerdo con informes de Conagua y de la CFE, se iniciarán acciones de desfogue en esas presas.
Dijo que en la Cuenca del Papaloapan, donde hay inundaciones, se redoblará la vigilancia, sobre todo en la parte baja, desde Tlacotalpan hasta la desembocadura de dicho afluentes, donde cruzan diversos ríos de crecida rápida, ya que el desfogue de las presas Cerro de Oro y Temazcal podría aumentar su caudal.
Hasta el momento, se tiene un registro de más de 40 mil habitantes de la Cuenca del Papaloapan y Coatzacoalcos, quienes han tenido que abandonar sus casas o vivir a orillas de las carreteras en campamentos improvisados, en el techo o en la segunda planta de sus casas.

mav
-fin de texto-

EOF

Comentarios