Veracruz denuncia a pobladores que cerraron presa

martes, 3 de agosto de 2010

JALAPA, Ver., 3 de agosto (apro).- El gobierno de Veracruz interpuso una denuncia penal en contra de los pobladores del municipio de Tatahuicapan de Juárez, por el cierre de la válvula de paso de la presa Yuribia, que hoy cumplió dos días y que afectó a varios municipios del sur de la entidad, informó el procurador Salvador Mikel Herrera.

El titular de la Procuraduría General de Justicia dio a conocer que la denuncia fue presentada a través de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV).

La presa Yuribia surte de agua a unos 400 mil habitantes de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque. Fue cerrada por autoridades municipales y comunales de Tatahuicapan en protesta, alegaron, por los compromisos incumplidos de las autoridades estatales y las de los municipios afectados

En esta acción, encabezada por el alcalde del lugar, Esteban Bautista Hernández, y autoridades de las 23 comunidades indígenas de ese municipio, reclamaron al gobierno de Fidel Herrera Beltrán la terminación de obras de beneficio colectivo pactadas desde 2006 y el pago de los servicios de suministro de agua potable a los municipios señalados.

Aunque el presupuesto para la realización de dichas obras fue aprobado, hasta la fecha no ha sido liberado, denunció el alcalde de Tatahuicapan, quien señaló que a pesar de que han intentado dialogar con las autoridades estatales desde hace dos años, sólo han encontrado evasivas y “mentiras” de parte de funcionarios.

En este sentido, el titular de la PGJ dijo que el gobierno estatal está trabajando por medio de la vía política para establecer acuerdos con los pobladores de ese municipio ubicado en las faldas de la sierra de Soteapan, “con la finalidad de encontrar negociaciones que tiendan a resolver este problema”.

Sin embargo, señaló que, a raíz de la denuncia interpuesta por la CAEV, la Procuraduría inició las investigaciones sobre el caso y, por ello, “ya se iniciaron las investigaciones correspondientes”. No obstante, consideró que a través de las negociaciones políticas se podría solucionar esta problemática.

Es decir, subrayó, “hay dos vías, una es la jurídica que se inició ante la denuncia penal y, por otro lado, está la vía política; en ambas, se está trabajando”. En el caso de que se llegue a un acuerdo político en las próximas horas, dijo, “la parte demandante retira la denuncia y nosotros ya no podremos continuar con las investigaciones”.

Por separado, el secretario general de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, manifestó su confianza en que el gobierno estatal pueda llegar a un acuerdo con las autoridades municipales de Tatahuicapan para que en “breve se puedan abrir las válvulas de la presa Yuribia”.

Hasta este momento, aseguró, las pláticas han sido “evidentemente conciliatorias” y hay una gran posibilidad de que se pueda llegar a un acuerdo en las próximas horas con las autoridades municipales de Tatahuicapan para que el suministro de agua a los municipios afectados pueda fluir de manera normal.