Piden rescate de mineros atrapados en Coahuila

miércoles, 4 de agosto de 2010

MÉXICO, D. F., 4 de agosto (apro).- La Organización Familia Pasta de Conchos (OFPC) exigió hoy el rescate de dos mineros que quedaron atrapados desde el pasado 30 de julio en el “pocito” de carbón denominado “El Boker”, propiedad de la empresa Refacciones y Materiales de Sabinas.

En un comunicado, OFPC señaló que “el pocito”, ubicado en el municipio de Múzquiz, en Coahuila, había permanecido cerrado por un período de dos meses, “es decir desde un mes antes de la entrada del huracán Alex, porque ya se había inundado”.

Durante esos dos meses los trabajadores no ingresaron al lugar, pero el 30 de julio pasado el responsable del pocito, conocido como “Guicho”, ordenó de nueva cuenta la entrada para extraer carbón.

En el segundo turno, el pocito se inundó y quedaron atrapados los trabajadores Ramón Sánchez Arellano y Plutarco Ruiz Laredo.

El día del siniestro, algunos otros mineros fueron rescatados por personas ajenas a la empresa, ya que el sistema utilizado para subir y bajar se destruyó por la inundación, y el cable del sistema manual, supuestamente para emergencias, se rompió al intentar rescatar a los mineros, de acuerdo con la empresa.

Según OFPC, no existen planos del lugar y nunca se barrenaba, además de que “los trabajadores no recibían capacitación, no están sindicalizados, no hay un ingeniero responsable de las obras, no hay registros médicos de los trabajadores, y en más de tres años que estuvo en operación el pocito, ubicado en un lugar accesible, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no lo había inspeccionado”.

Y por si fuera poco, añade, en esta empresa” trabajan menores de edad en la extracción del carbón”.

De acuerdo con el comunicado, el siniestro en el pocito “El Boker” es resultado “de la permanente y sistemática negligencia de la STPS”. Y agrega que se prevé ya el resultado de la investigación, es decir, “se impondrá una multa de menos de 700 mil pesos por no cumplir con las normas de seguridad e higiene”, igual que sucedió con los siniestros de la Mina 8, Unidad Pasta de Conchos, así como del pocito “Ferber” y de la Mina Lulú, Vertical 4.

Comentarios