Pide Granier replantear objetivos del sistema hidroeléctrico del Alto Grijalva

jueves, 23 de septiembre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 23 de septiembre (apro).- El gobernador Andrés Granier Melo exigió al gobierno federal una nueva etapa en el manejo de las presas del Alto Grijalva, para que deje de privilegiarse la generación de energía eléctrica a costa de la seguridad de los tabasqueños.
“La exigencia del gobierno de Tabasco es que la Federación realice un replanteamiento en la operación del Sistema Hidroeléctrico del Alto Grijalva para que genere menos electricidad y brinde mayor seguridad, porque con el modelo actual se afecta la vida, patrimonio y desarrollo de todo un pueblo”, afirmó Granier.
    Dijo que “es un clamor” de los tabasqueños y que él, como gobernador, lo abandera junto con los presidentes municipales para llevarlo “hasta las últimas instancias”.
Explicó que con un análisis, los cuatro embalses del sistema podrían tener capacidad suficiente en cualquier época del año, y así evitar extraer y desfogar agua en plena temporada de lluvias, como sucede este año.
    Señaló que su solicitud es que el gobierno federal brinde justicia y respeto a los tabasqueños, y adelantó que el jueves 30 se reunirá en la Ciudad de México con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, para abordar el tema de los paripasus (aportaciones de estados y Federación para contingencias).
En este sentido, resaltó que la voz de Tabasco encontró eco en legisladores federales y otros estados con problemas similares, es decir, están imposibilitados financieramente para aportar las cantidades que pide la Federación para canalizar recursos destinados a la reconstrucción.
    “Con base en la experiencia y en el daño registrado a la fecha, calculamos que Tabasco tendría que aportar de 400 a 500 millones de pesos, un dinero que no tenemos”, reiteró.