Anuncia rector de la UdeG más marchas y paro de labores

miércoles, 29 de septiembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 29 de septiembre (apro).- Sin incidentes transcurrió hoy la denominada “Gran Marcha por la Educación”, organizada por estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) para exigir al gobernador Emilio González Márquez más recursos.
Al término de la manifestación, el rector general de esa casa de estudios, Marco Antonio Cortés Guardado ofreció una rueda de prensa, en la que advirtió  que en caso de que el Ejecutivo siga negándose a entregar más recursos a la universidad, se irán al paro de labores.
También anunció que seguirán con las manifestaciones “todo el tiempo que sea necesario”.
La manifestación, que partió de cinco diferentes puntos de la ciudad rumbo a la Plaza Liberación, dejó a su paso un mega congestionamiento vial que colapsó la ciudad durante las cuatro horas que duró,
La pugna entre las autoridades universitarias y el gobierno del estado se vio reflejada en las cifras que se manejaron sobre el número de manifestantes: Mientras que la Universidad de Guadalajara aseguró que fueron 90 mil las personas que marcharon; para el ejecutivo sólo participaron 30 mil. En tanto, para la Policía de Guadalajara, la cifra fue de 65 mil.
Durante su trayecto los miles de estudiantes --provenientes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, así como del interior del estado-- portaron mantas y calcomanías en las que se leía: “Clases o mentadas de madre, ¿De qué lado estás?”; “El presupuesto es ley, se ejerce, no se jinetea”; “Más aulas para más estudiantes”.
Los rayos del sol no desanimaron a los jóvenes; la mayoría de ellos lucían contentos, como si estuvieran en una tertulia. Los maestros rodearon a los muchachos con una cinta en color amarillo con la leyenda precaución para diferenciar a cada uno de los contingentes de los distintos centros educativos.
En su pausada marcha, cada contingente gritaba consignas al ritmo del tambor o de las trompetas de plástico, en contra del gobernador: “Emilio, culero, la UdeG primero”; “Si Emilio pudiera, la UdeG vendiera”; “Emilio la lana por una buchanans”; “Emilio, puñal dónde está el dineral”; “Hay que estudiar, el que no estudie como Emilio va a quedar”; “Emilio, borracho culero, dónde está el dinero”.
Durante el trayecto, los estudiantes estuvieron resguardos por vigilantes del Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas (CUCEA), así como de la empresa Omega, encargada de la seguridad del auditorio Telmex.
A las 12 del día, los manifestantes llegaron a la Plaza de la Liberación. Ahí iniciaron los discursos de los líderes universitarios, quienes desde el templete que se instaló exigieron que el ejecutivo entregue los 701 millones que adeuda a la UdeG.
Entre los funcionarios universitarios  presentes destacaron el líder moral de la UdeG, Raúl Padilla López, así como su hermano, el diputado federal, Trinidad.
Como si se tratara de un mitin político también estuvieron varios diputados locales priistas; los líderes partidistas, del PRI, Rafael González Pimienta, y del PRD, Antonio Magallanes. Así como los presidentes municipales, de Tlaquepaque, Miguel Castro Reynoso; de Tonalá, Antonio Mateos; y de Guadalajara, Jorge Aristóteles Sandoval.
Además, luego de los discursos que pronunciaron el rector general de las UdeG, Marco Antonio Cortés Guardado, el líder estudiantil de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), César Barba; y Trinidad Padilla, entre otros; se leyó una carta de solidaridad del rector de la UNAM, José Narro.
La mega marcha concluyó a las 13:00 horas con saldo blanco, según reportes de la Policía tapatía. Sólo se atendió a siete personas por insolación, quienes recibir atención médica se reincorporaron a la manifestación.

Comentarios