Gastarán un millón en plebiscito por Cerro de la Bufa

viernes, 3 de septiembre de 2010

GUANAJUATO, Gto., 4 de septiembre (apro).- El gobierno municipal gastará más de un millón de pesos en el plebiscito por el  Cerro de la Bufa, con el que busca obtener el aval ciudadano a un complejo comercial y habitacional que se levantará en esa zona ecológica de 47 hectáreas.
    La inversión privada es defendida por el alcalde priista Nicéforo Guerrero Reynoso y síndicos y regidores panistas y perredistas –fuerza política esta última con la que el PRI ganó en alianza la presidencia municipal--, aunque también se ha hecho visible la oposición de regidores priistas y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
    Luego que se conoció la aprobación del cambio de uso de suelo de este entorno ecológico y panorámico de la ciudad capital –por cierto incluido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad--, surgió un movimiento ciudadano que ha cuestionado la postura de Guerrero Reynoso de alentar la construcción del desarrollo inmobiliario y comercial.
    En su momento, académicos e investigadores de la Universidad de Guanajuato documentaron el daño que la construcción de la vialidad “Acceso Diego Rivera” --a cargo de la empresa Azacán SA-- causó en la zona, misma que cuenta con especies vegetales milenarias, y también advirtieron del peligro mayor en caso de que se permita modificar la orientación ecológica de la zona.
    En principio, reclamaron al gobierno local el haber autorizado el cambio de uso de suelo para cerca de 39 hectáreas propiedad del dueño de la constructora, donde se levantarán un centro comercial, viviendas y hoteles, sin contar con el Plan de Ordenamiento Territorial actualizado, si se considera que el documento rector quedó pendiente de la anterior administración.
    Aparte, representantes del Comité Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) han advertido que este proyecto podría desatar la especulación inmobiliaria en la zona.
    Como una salida ante las protestas ciudadanas, el gobierno municipal optó por solicitar al Instituto Estatal Electoral de Guanajuato (IEEG) la realización de un plebiscito, sin embargo, esta consulta deberá ser sufragada por el propio erario municipal.
    El tema fue un nuevo motivo de conflicto al interior del ayuntamiento, donde finalmente con cuatro votos en contra de regidores de PRI y PVEM, la mayoría aprobó la propuesta de la Comisión de Hacienda para modificar partidas de ahorros, gastos imprevistos, seguros sobre bienes muebles e inmuebles y mantenimiento de inmuebles para juntar el millón 111 mil pesos que se deben entregar al IEEG.
    “Hay necesidades más urgentes, pues estamos en una situación económica crítica, con un tiradero de basura que tiene 14 meses de vida útil y un rastro cerrado. Estoy de acuerdo con el plebiscito, pero no creo que sea una prioridad y a ese costo”, denunció la regidora priista Erika Arroyo, en coincidencia con su similar del PVEM, Israel Cabrera, quienes rechazaron la propuesta.
    El IEEG se encargará de todo el proceso, entre otros, fecha de realización, difusión y elaboración del material para la consulta ciudadana.

Comentarios