Carga fiscal coloca en riesgo de desaparecer a 120 imprentas de Oaxaca

martes, 11 de enero de 2011

OAXACA, Oax., 11 de enero (apro).- Al menos 120 imprentas, que generan más de 2 mil empleos, corren el riesgo de desaparecer debido al nuevo esquema fiscal impuesto por el Sistema de Administración Tributaria (SAT), el cual entró en vigor el 1 de enero, denunció el representante de Impresoras de Oaxaca, Orlando Rodríguez.

Explicó que al desaparecer la figura de impresor autorizado, las más de 120 imprentas oaxaqueñas que estaban dadas de alta bajo esta figura ante el SAT corren el riesgo de perder su fuente de empleo principal y, por consecuencia, la supresión de los empleos que generan.

Los impresores informaron que el SAT solamente ha autorizado a cuatro empresas certificadoras en todo el país, por lo que los costos de facturación para los contribuyentes se han incrementado hasta en 500%.

Lo anterior, dijo, porque el costo promedio de una factura impresa oscila en un peso con cincuenta centavos, mientras que bajo este nuevo sistema, el precio se puede elevar hasta en 9 pesos por folio autorizado.

Por ello, solicitaron a las autoridades estatales y municipales, así como a los contribuyentes, a que lleven a cabo sus impresos con empresas oaxaqueñas, ya que solamente será obligatoria la facturación electrónica para aquellas negociaciones que registren ingresos mayores a los 40 millones de pesos por mes.

Orlando Rodríguez insistió en que “la industria de las Artes Gráficas en Oaxaca genera más de 2 mil empleos los cuales, de no tomar acciones adecuadas y que puedan ser basadas en medidas relativamente sencillas, están en riesgo de desaparecer y sumarse a la difícil situación social de nuestro estado”.

Luego consideró que “por falta de una información adecuada, se provocó que un amplio sector de los contribuyentes –clientes de las imprentas autorizadas-- se diera la idea de que a partir del 1 de enero ya no se podrían imprimir comprobantes fiscales en papel y que sólo se tendrían comprobantes de manera electrónica”.

Esa situación, explicó, “no es la correcta, pues la impresión de comprobantes fiscales sigue de una manera casi normal con las excepciones que indica el nuevo esquema fiscal”.

Comentarios