Despiden a cuatro funcionarios del DIF por alterar precios de compras

martes, 11 de enero de 2011

GUANAJUATO, Gto., 11 de enero (apro).- Luego de una investigación efectuada por la Secretaría de la Gestión Pública, cuatro funcionarios del Sistema DIF estatal fueron separados de su cargo, debido a que se detectó la compra de bienes a precios superiores a los del mercado.

Durante la investigación, la dependencia también descubrió deficiencias en el control patrimonial, así como la omisión de funciones en diversas áreas, entre ellas la coordinación de Planeación del Sistema DIF, que encabeza Martha Martínez Castro, esposa del gobernador Juan Manuel Oliva.

Además, la Secretaría de la Gestión Pública removió de su cargo a una sobrina de Martínez Castro, quien fungía como auditora en la Contraloría interna del propio organismo.

La revisión inició en octubre, y dos meses después los funcionarios fueron separados de sus cargos, sin embargo el gobierno mantuvo en secreto dicho procedimiento, hasta que un diario local informó sobre el asunto el pasado domingo 9.

De acuerdo con la información publicada, en la investigación realizada al DIF –que inició en octubre pasado y aún no concluye–, la Secretaría de la Gestión Pública descubrió que los funcionarios públicos Juan Burgos de la Sancha, Luis Rey Lara González, Luis Humberto y José Antonio Septién Olmos incumplieron con la normatividad en diversos procesos, entre ellos la compra de bienes o su uso para fines distintos a lo estipulado.

“Al momento que se informa, hay bienes informáticos y de oficina no localizados”, indicó la dependencia, aunque no precisó qué bienes están “desaparecidos”.

Igualmente se detectaron inconsistencias en gastos por comprobar y la falta de respuesta a los requerimientos de información hechos por la Gestión Pública, además de que al consultar a empleados del DIF, éstos se quejaron por prepotencia y deficiencias en la Coordinación de Planeación, Evaluación e Informática, de acuerdo con la dependencia.

Ante ello, se recomendó separar del cargo al coordinador de esa área, Juan Burgos de la Sancha; al jefe de unidad de Tecnologías de la información, Luis Rey Lara González; al jefe de unidad A (Soporte técnico), Luis Humberto Septién Olmos, así como al hermano de éste, José Antonio, quien fungía como auxiliar de planeación. Los cuatro firmaron su renuncia a principios de diciembre pasado.

En tanto, María Guadalupe Méndez Rivera, jefa de Planeación, Evaluación y Acceso a la Información, “presentó de forma voluntaria su renuncia”.

El contralor interno del DIF, Rafael Meza Galván, fue separado de su cargo desde fines de octubre, como resultado de la auditoría iniciada por la Secretaría de la Gestión.

Los seis funcionarios continúan sometidos a investigación, y una vez que concluya la auditoría se informará si se harán acreedores a sanciones administrativas o a otro tipo de investigación.

Tras la publicación de la investigación, la Secretaría de la Gestión Pública confirmó ayer la existencia de un contrato para la adquisición de miel, celebrado entre el gobierno estatal y una particular, que resultó ser la consuegra del mandatario guanajuatense.

El contrato, por un millón 800 mil pesos para la compra de “bolsas de miel de abeja cien por ciento pura”, se efectuó, a través de la Secretaría de Finanzas, con la apicultora Elia Margarita Lona Calvo, cuyo hijo Jorge Daniel –asesor en la Secretaría de Gobierno– contrajo matrimonio el año pasado con una hija de Oliva.

La contratación se adjudicó mediante convocatoria por invitación, que de acuerdo con la Secretaría de la Gestión Pública cumplió con la normatividad, pero “ante la existencia de conflicto de interés, se recomendó rescindirlo”.

Según el titular de la dependencia, Luis Ernesto Ayala, la Secretaría de Finanzas ya acató la recomendación, pero aclaró que el yerno del gobernador entró a la burocracia del estado antes de adquirir el parentesco político con el gobernador, por lo que no se incurrió en violaciones a la normatividad estatal y el asesor continuará en su puesto.

En diciembre pasado, mientras los funcionarios del DIF estatal eran despedidos, Juan Manuel Oliva realizó una gira oficial al Vaticano, acompañado de toda su familia. Incluso la esposa del gobernador, Martha Martínez, se hizo acompañar de su secretaria particular, Rosalía Pedraza, y el marido de ésta.

En el viaje también formaron parte de la comitiva el dirigente estatal del PAN, Fernando Torres Graciano, y su esposa, así como varios funcionarios del gabinete y los obispos de León e Irapuato, quienes fueron invitados por el gobernador a una exhibición artesanal en Roma.

                 

Comentarios