Respaldan reporte de CNDH sobre migrantes

martes, 11 de enero de 2011

OAXACA, Oax., 11 de enero (apro).- La coordinación de la Pastoral de la Movilidad Humana del Episcopado Mexicano Sur-Sureste y el Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración respaldaron las cifras que documentó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre unos 20 mil secuestros de migrantes centroamericanos a lo largo del año pasado.

De esa manera, las ONG refutaron las recientes declaraciones de, Alejandro Poiré, portavoz federal del combate al crimen organizado, quien consideró que la metodología utilizada por la CNDH no es específica ni confiable y, por lo tanto, tampoco verificable.

El coordinador de la Pastoral y director del albergue Hermanos en el Camino, Alejandro Solalinde, lamentó “la postura del gobierno federal, al negar cifras de un informe que todavía no ha visto, del que no conoce todavía la metodología y que apenas va a salir”.

Solalinde Guerra aclaró: “Lo que yo sé, es que ese informe de los 214 secuestros masivos, están bien fundamentados, están basados en actas circunstanciadas, en testimonios firmados uno por uno; no están inventados, no son el ‘dicen que dijo’; no, además, por si esto no fuera poco, nosotros en la casa del migrante de la pastoral de Movilidad Humana tenemos firmados esos documentos, donde miles de personas plagiadas revelan su martirio.”

Al término del evento donde el gobernador Gabino Cué dio a conocer el Modelo Integral de Convivencia Pacífica con Migrantes, al que asistió el representante de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU-DH), Jon Izaguirre, el padre Solalinde dijo estar dispuesto a difundir algunos martirios de los migrantes para que el gobierno federal se convenza de que hay una estructura corrupta que viene de un sexenio terrible.

Insistió en que los mandos de los tres niveles de gobierno están confabulados con bandas criminales que han cometido estos ilícitos.

Por su parte, la directora del Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración, Fabianne Venet, retó al gobierno de Felipe Calderón a que “proporcione elementos sustentados para contradecir (la cifra de la CNDH) y que desarrolle un sistema para registrar ese tipo de eventos que lesionan los derechos de los migrantes”.

Consideró que las estadísticas con que cuenta el instituto, en materia de secuestros de migrantes, “son básicamente los datos que ha estado comunicando la CNDH a partir de la información proporcionada por los albergues, donde se hablaba de alrededor de 10 mil casos en seis meses”.

“Yo no tengo elementos para detractar esa cifra y a mí parece poco constructivo reaccionar de inmediato detractando una cifra (como los hizo el gobierno federal)”, puntualizó.

Hizo hincapié en que la problemática de los migrantes en materia de secuestros se ha incrementado desde el inicio del combate contra el narco.

Recordó que la primera vez que escuchó hablar de secuestro fue por parte de una cónsul de Guatemala en 1997, y ella hablaba de algunas privaciones de la libertad exprés; sin embargo, en los últimos años es obvio que se ha incrementado ese fenómeno, porque hay mayor control territorial en algunas zonas del país por parte de grupos de la delincuencia organizada.

Explicó que para la delincuencia organizada, el secuestro de migrantes es una forma de hacerse de recursos para financiar su operación, pero también es una forma de control social-territorial y, desafortunadamente, los indocumentados en los últimos años se han convertido en víctimas de una guerra de la que no son parte, en la que no tienen nada que ver”.

Actualmente, apuntó, hay una diversificación de delitos como el secuestro, la trata de personas, el tráfico de órganos y obviamente hay organizaciones criminales que están tratando de controlar todo tipo de ilícitos.

Comentarios