En 2010 Chiapas erogó más de 21 mdp en celulares para taxistas

jueves, 13 de enero de 2011

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 13 de enero (apro).- El gobierno de Chiapas gastó el año pasado más de 21 millones de pesos en un programa llamado “Taxista Vigilante”, para cuyo funcionamiento dotó de miles de teléfonos celulares a conductores de Tuxtla y Tapachula.

A través de una solicitud que realizó un usuario, respaldado en la Ley de Acceso a la Información Pública del estado de Chiapas, se conoció que dicho programa, que inició el 16 de marzo de 2009, concluirá su segunda etapa en agosto próximo.

Al crear “Taxista Vigilante”, el gobierno de Juan Sabines afirmó que el programa se puso en marcha con el objetivo de que los conductores inscritos vigilen el orden público durante su jornada laboral, a fin de resguardar la seguridad de los municipios de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

Según la información, el conductor vigilante podrá tomar fotografías si observa alguna irregularidad. Las imágenes “deberán ser enviadas de manera automática a una central de alta tecnología. La autoridad correspondiente recibirá la denuncia, misma que se atenderá con prontitud”.

Para cubrir esa tarea, a los inscritos en el programa se les entregó un Kit de “Taxista Vigilante”, así como el acceso a recarga para el teléfono celular con la empresa Iusacell.

De acuerdo con la solicitud de acceso a la información número 1379, realizada por el usuario Antony Flores, para el 15 de agosto próximo se habrán distribuido 10 mil teléfonos celulares como parte del programa “Taxista Vigilante”.

La información, otorgada por la Secretaría de Transportes a través del sistema Infomex-Chiapas, detalla que en la primera etapa se entregaron 5 mil equipos marca UTStarcom modelo CDM8925, cada uno con valor de mil 367 pesos más IVA; mientras que en la segunda etapa, que concluye este año, se contempln otros 5 mil equipos Motorola Cadbury, cada con valor de mil 206 pesos más IVA.

El programa, que arrancó en agosto de 2009, inició con mil conductores de taxi de Tuxtla Gutiérrez, a los cuales posteriormente se sumaron 2 mil 500 más, tanto en la capital como en Tapachula, Chiapas.

La Secretaría de Transportes del estado entregó un reporte en el que se indica que el año pasado el programa “Taxista Vigilante” contó con un presupuesto de 21 millones 148 mil pesos.

Los recursos, provenientes del Fondo General de Participación al Erario 2010, se distribuyeron así: 6.9 millones de pesos para la compra de teléfonos celulares y 14.2 millones de pesos “para el pago de tiempo aire”.

Además de 100 pesos de tiempo aire por mes,  el celular tiene una cámara integrada que opera con tecnología de tercera generación (3G), lo cual permite conexión a Internet, y al gobierno le da la posibilidad de conocer la ubicación precisa del taxista y/o conductor a través del sistema de posicionamiento global (GPS), con tan solo presionar durante tres segundos el botón de emergencia.

Durante el primer mes de funcionamiento del programa “Taxista Vigilante” se recibieron más de 2 mil mensajes de texto con reportes de fugas de agua (363), baches en calles (667), aseo público (132), accidentes (171) y 109 reportes de inseguridad.

El “reporte de baches” se convirtió en el principal tema “vigilado” por los taxistas que integran el programa, según los datos observados.

Cabe señalar que la empresa beneficiaria con la compra de tiempo aire del programa “Taxista Vigilante” es Iusacell, del empresario Ricardo Salinas Pliego, quien hizo gala del programa mediante un promocional de video que fue realizado en la capital chiapaneca en 2010.