Angel Aguirre exige a gobernador esclarecer agresión a líder del PRD

lunes, 17 de enero de 2011

ACAPULCO, Gro., 17 de enero (apro).-  Luego de que el martes 11 fue atacado a golpes el representante del PRD ante el Instituto Electoral del Estado de Guerrero (IEEG), Guillermo Sánchez Nava, este lunes 17 el gobernador Zeferino Torreblanca se reunió, por separado y en privado, con los tres candidatos a la gubernatura, a quienes pidió asumir una actitud de mesura y respeto, así como dejar las descalificaciones, para así contribuir con las condiciones de seguridad y libertad en la contienda del domingo 30 de enero, informó la dirección de Comunicación Social del gobierno estatal.
El encuentro se realizó en la sede de la Promotora Turística, al oriente de este destino de playa, en la zona Diamante, a un día de que se realice un debate entre los aspirantes este martes por la mañana, en medio de un contexto de violencia generalizada generada por la cruenta disputa del narco.
Al respecto, el candidato de la coalición Guerrero nos Une, conformada por PRD, PT y Convergencia, Ángel Aguirre Rivero, informó que solicitó a Torreblanca ordenar que se agilice la investigación sobre la agresión contra el dirigente perredista Guillermo Sánchez Nava, perpetrada por presuntos brigadistas del PRI en la ciudad de Chilpancingo.
Entrevistado al término de la reunión con el Ejecutivo estatal, Aguirre planteó que espera que antes de los comicios la Procuraduría local esclarezca este hecho que ha generado una polémica, debido a que los priistas se han deslindado de la golpiza y los perredistas insisten en responsabilizar a Manuel Añorve, candidato de la alianza Por Tiempos Mejores para Guerrero, conformada por PRI, PVEM y Panal.
El expriista y candidato de la izquierda en la entidad, dijo que en el encuentro con el gobernador hablaron de seguridad pública y de los programas que van a implementarse para tratar de prevenir hechos de violencia antes, durante y después de la jornada electoral, con el propósito de que la ciudadanía salga a votar.
Aguirre apeló a la civilidad política de sus adversarios para que no siga enrareciéndose el ambiente electoral con hechos violentos y descalificaciones.
Por su parte, el candidato priista Manuel Añorve dijo que en su encuentro con Torreblanca sólo abordaron el tema de la violencia “en general” y rechazó que hayan tocado el tema del representante del PRD ante el órgano electoral,  Guillermo Sánchez.
Al insistirle sobre el caso de la agresión contra el dirigente perredista, Añorve se limitó a señalar que reprueba cualquier manifestación de violencia que se presente en Guerrero.
Dijo estar preparado para debatir y señaló que exteriorizó su preocupación a Torreblanca por la presencia de grupos de simpatizantes en la sede del debate, ya que podrían registrarse actos de provocación.
El encuentro entre los candidatos y el gobernador se realizó luego de que este sábado el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, durante una visita a Acapulco, consideró que, el ambiente de orden y la tranquilidad que el proceso electoral requiere, es responsabilidad de la sociedad y el gobierno.
En un mensaje que dirigió Blake, en la sede de la Octava Zona Naval, informó que se presentó un plan de seguridad previo a la jornada electoral y se analizó el comportamiento de los grupos criminales que operan en la entidad y que desde 2005 mantienen una cruenta disputa por el control de esta plaza, principalmente el codiciado corredor de drogas Acapulco-Cuernavaca.
Sobre el tema, el funcionario federal consideró prioritario impulsar el programa de certificación policial para elevar los niveles de seguridad, y planteó que este esfuerzo “exige la participación de toda la sociedad y de sus principales actores políticos”.
A pesar de la presencia de infantes de Marina y policías federales en este destino de playa, la violencia no cesa: durante este fin de semana se registraron una serie de ejecuciones, atentados contra jefes policíacos, detenciones de presuntos criminales y allanamientos fallidos.