Asesinan a dirigente de la Central Campesina Cardenista Democrática

miércoles, 26 de enero de 2011

OAXACA, Oax., 26 de enero (apro).- La secretaría de Seguridad Pública del estado confirmó la ejecución del dirigente estatal de la Central Campesina Cardenista Democrática (CCC), Renato Cruz Morales, y un acompañante, cuyos cadáveres fueron localizados anoche en el interior de una camioneta abandonada en la carretera que conduce a la población de La Mina, en el municipio de Tuxtepec.

Según un reporte de la policía estatal, alrededor de las 20:40 horas del martes recibieron una llamada telefónica sobre la ejecución de dos personas, las cuales, al ser localizadas tenían el “tiro de gracia”.

Los cuerpos se encontraban en el interior de una camioneta Ford tipo Lobo de color negro y doble cabina; se desconoce la identidad de los responsables.

En 2006, durante el conflicto sociopolítico que conmocionó al estado, Cruz Morales participó activamente en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). El 16 de agosto de ese año, fue detenido por agentes de la entonces Policía Ministerial del estado, acusado de secuestro, robo calificado con violencia física y asociación delictuosa, supuestamente, en agravio de Alfredo Elías Yanjo Enríquez.

El dirigente nacional de la CCC, Max Agustín Correa Hernández, condenó el asesinato Cruz Morales, y exigió al gobierno federal la creación de una fiscalía especial que resuelva éste y otros casos de violencia contra líderes campesinos en la Cuenca del Papaloapan.

Luego de demandar a las autoridades de Oaxaca y de la Federación que se investigue hasta sus últimas consecuencias este crimen, la dirigencia nacional de la CCC lamentó el ambiente de inseguridad que se vive en el país, así como la falta de garantías para los luchadores sociales.

Por su parte, el Congreso Agrario Permanente (CAP) exigió a las autoridades federales y estatales encargadas de la procuración de justicia y seguridad en el país, otorgar garantías a los liderazgos sociales del medio rural ante la creciente ola de crímenes en contra de dirigentes campesinos, como sucedió con el asesinato de Renato Cruz-

La Coordinación Nacional del CAP consideró “inadmisible” que sucedan estos atentados de muerte a plena luz del día, donde los sicarios se dan el lujo de supervisar la muerte de sus víctimas, “o bien dar el tiro de gracia cuando no cumplieron de manera inmediata con su objetivo para luego darse a la fuga sin que nadie los detenga”.

El 29 de noviembre del 2005, fue asesinado el líder del Consejo Regional Obrero, Campesino y Urbano de Tuxtepec (CROCUT), César Toimil Roberts; posteriormente, el 5 de abril de 2006, “desapareció” el exdirigente de la Central Cardenista, Miguel Herrera Lara; y el 31 de octubre de 2009, un comando ejecutó, en el estado de Sonora, al líder de la Unión General Obrero Campesina Popular (UGOCP), Margarito Montes Parra. El 23 de octubre de 2010 fue acribillado el líder del Comité de Defensa Ciudadana, Catarino Torres Pereda.

 

Comentarios