Son "zetas" los secuestradores detenidos por militares en Veracruz

miércoles, 5 de enero de 2011

JALAPA, Ver., 5 de enero (apro).- Los cinco integrantes de la banda de secuestradores, detenidos el martes pasado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en un rancho de la comunidad de San Francisco, municipio de Cosamaloapan, confesaron pertenecer al cártel de Los Zetas.

         La Sedena agregó que a los presuntos delincuentes se les aseguró un arsenal y éstos declararon que se dedicaban a la custodia de indocumentados centroamericanos previamente secuestrados.

         Luego de que los detenidos fueron presentados ante los medios de comunicación, el Ejército Mexicano explicó que el lugar donde fueron asegurados los secuestradores era utilizado como casa de seguridad, incluso en el inmueble se encontraba una imagen de la Santa Muerte.

         Según el reporte castrense, los sicarios señalaron que los cabecillas del cártel en Veracruz “los golpeaban con tablas de madera cuando no cumplían con sus tareas”.

         También se confirmó que en esta acción murió el empresario Ángel Ariel Bravo Acevedo, de 39 años, originario de Carlos A. Carrillo, municipio veracruzano de la Cuenca del Papaloapan, quien había sido secuestrado y falleció durante el enfrentamiento entre militares y delincuentes.

         El enfrentamiento se consumó en un rancho conocido como Juquilita, en la comunidad de San Francisco, donde efectivos de la 29 Zona Militar, con sede en Minatitlán, aseguraron dos coches último modelo usados por los secuestradores para sus operaciones.

         Los detenidos fueron identificados como Martín Ramírez Nicolás, de 29 años, originario de Juchitán, Oaxaca; Roque Galindo López, de 23, de Huixtla, Chiapas; Víctor Hugo Hernández Zamudio y Fernando Martín Flores, de 16 y 23 años, originarios de Actopan, así como Edmundo Peña Amador, de 38 años, originario de Cosamaloapan.

         El arsenal decomisado consiste en ocho armas largas, una escopeta, 102 cargadores, 865 cartuchos calibre 5 milímetros y mil 168 cartuchos calibre 7 milímetros, además de 14 chalecos antibalas, 18 fornituras y dos vehículos.

         Luego de este operativo, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Sergio López Esquer, afirmó que la tranquilidad ciudadana es “una prioridad” para la actual administración y “una garantía” que tiene la sociedad veracruzana.

         La desarticulación de la banda de secuestradores, apuntó, “se logró gracias a la denuncia ciudadana”, por lo que alabó la valentía de los veracruzanos para estar atentos e informar sobre ilícitos que se cometen en sus poblaciones, “ya que sólo con la participación ciudadana se podrá continuar abatiendo los índices delictivos y prevenir la delincuencia”. 

 

Comentarios