En peligro de extinción 12 millones de indígenas: CNC

lunes, 10 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En México, más de 12 millones de indígenas sufren exclusión, pobreza y una inexorable marcha hacia su extinción definitiva, denunció este lunes Gerardo Sánchez García, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), en vísperas del Día Nacional de la Resistencia India, que se conmemora el próximo miércoles 12. En conferencia de prensa, Sánchez García manifestó que los indígenas que sobreviven en México –en aproximadamente 20 mil comunidades de más de mil 500 municipios– siguen agobiados por la miseria extrema y por el protagonismo asistencialista del gobierno federal. Y por si fuera poco, dijo, de las 144 lenguas indígenas que aún se hablan en nuestro país, 21 están en situación crítica, “como la chontal de Oaxaca, lacandón de Chiapas, náhuatl en Tabasco, zapoteco en Veracruz y Oaxaca, y el awakateco, del que sólo existen tres personas en Campeche que lo hablan, seguido del tuzanteco, con cinco parlantes”, señaló. Ante tal situación, el presidente de la CNC demandó al gobierno de Felipe Calderón aplicar y hacer realidad la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobado en 2007 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Pese a lo que se diga en los discursos, añadió, los pueblos indígenas del país siguen en el abandono, además de que enfrentan políticas sociales y agrarias discriminatorias. Con este sector, subrayó, el gobierno continúa en deuda. Según Sánchez García, el gobierno federal ha convertido en “letra muerta” la reforma a la Constitución en materia de Derechos y Cultura Indígena, por lo que hizo un llamado “a voltear hacia los pueblos originarios, porque si el campesinado nacional sufre problemas, el sector indio los padece al doble o triple”. Y recordó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha señalado de manera reiterada que la población indígena padece pobreza multidimensional, es decir falta de ingresos suficientes para adquirir bienes y servicios, y la mayoría sigue en pobreza extrema al no tener acceso a una adecuada alimentación, servicios de salud y vivienda digna.

Comentarios