Gobierno de Puebla espera orden judicial para abrir paquetes hallados en una bodega

lunes, 17 de octubre de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Rafael Moreno Valle informó que está a la espera de una orden judicial para abrir los paquetes del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), que este fin de semana fueron encontrados en una bodega y que supuestamente corresponden a las cuentas públicas del exgobernador Mario Marín Torres. "Me parece muy delicado que documentos confidenciales, documentos que tendrían que estar bajo resguardo del Órgano de Fiscalización, estuvieran en una bodega que no estaba registrada. A todas luces hay una situación irregular", declaró este lunes Moreno Valle. La Procuraduría General de Justicia del estado informó que la noche del viernes 14 recibió una llamada anónima en la que se advertía que documentación oficial estaba siendo sustraída de las oficinas del Órgano de Fiscalización Superior del estado, y subida en un vehículo tipo torton, con placas de Tamaulipas. Tras un rastreo, elementos de la Policía Ministerial localizaron la unidad en la avenida Volcanes No. 63, en el fraccionamiento Villas de San Jacinto de San Lorenzo Almecatla, perteneciente a Cuautlancingo. En el lugar fueron detenidas 19 personas, incluidos tres funcionarios del OFS que se identificaron como Rafael Grajales Martínez, Luis Guillermo Hernández Hernández y Jorge Flores Ocaña, director general administrativo, jefe de departamento de Recursos Materiales de Adquisiciones y Servicio, y el encargado de la bodega, respectivamente. Este lunes, la mayoría de los 19 detenidos con la documentación fueron puestos en libertad tras rendir su declaración. En conferencia de prensa, el procurador de Justicia del estado, Víctor Carrancá, señaló que suman alrededor de 400 las cajas sustraídas, entre las que se encontraría documentación de la cuenta pública del exgobernador Mario Marín. En tanto, las oficinas del OFS fueron resguardadas por la policía, supuestamente para investigar el caso. Diputados de oposición han puesto en duda que las acciones emprendidas contra el auditor del OFS, Víctor Hernández Quintana, contra quien se giró una orden de aprehensión por supuestos delitos en la administración de justicia, tengan como objetivo castigar la corrupción que imperó en el sexenio de Marín Torres. El diputado petista, Zeferino Martínez, consideró que este caso tiene como fondo el interés del gobierno del estado de tomar el control del órgano de fiscalización, y que para ello se recurrió a una confabulación con el alcalde de Tlatlauquitepec, Porfirio Loeza Aguilar, para que interpusiera la denuncia en contra del auditor. cvb --FIN DE TEXTO--