Diputado del PRD denuncia amenazas de muerte en Yucatán

martes, 25 de octubre de 2011
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El diputado perredista Jorge Félix Várguez Canul denunció hoy en tribuna que en días recientes fue amenazado de muerte por un individuo que lo amagó con una pistola, y luego responsabilizó a la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco de lo que pudiera pasarle a él, a su familia o a sus colaboradores. El legislador, quien figura entre los coordinadores en esta entidad de la precampaña de Marcelo Ebrard por la candidatura presidencial del PRD, narró: “El pasado domingo fui amenazado en la carretera y encañonado con un arma de fuego por un individuo plenamente identificado por mi persona, quien amenazó mi vida, la de mi familia y la de mi equipo de trabajo. “Además, tuvo la desfachatez de advertirme que tenía suficientes relaciones y recursos económicos para privar de la vida a cualquiera y salir absuelto, sin tener que enfrentar a la persecución de la justicia”, añadió. Detalló que el hecho, por el que interpuso la denuncia 1672/YA/2011 ante el Ministerio Público, ocurrió el domingo 23 a eso de las once de la mañana en el cruzamiento de la carretera Umán-Samahil. Várguez Canul puso en tela de juicio la seguridad e impartición de justicia de que presume el gobierno estatal priista y responsabilizó “a la titular del Poder Ejecutivo, y a las personas denunciadas, de la integridad física de mi persona, de mi familia y de mi equipo de trabajo”. Posteriormente, en entrevista, abundó que el hombre que lo amenazó estaba acompañado por otros cinco sujetos y viajaban en dos vehículos, en uno de los cuales logró identificar al expriista y ahora aspirante a consejero del PRD, Víctor Paredes González quien, aclaró, no fue quien lo amagó. “Ignoro si eran policías, pero el que tenía la pistola, escuadra, la tenía en un portafolio, y todavía así me dijo que tenía para más; sacó debajo del asiento de la camioneta un rifle. “Me dijo: ‘Me quiebro a tres o cuatro de ustedes y a mí me vale madres; yo tengo el dinero suficiente para pagarlo y tengo la influencia para que salga absuelto del problema’”. Aunque dijo no saber si el asunto pueda estar relacionado con el proceso interno perredista, no descartó la posibilidad. Evitó además revelar la identidad de los responsables pues, argumentó, “no quiero convertir en un litigio público mi denuncia, para que no digan que lo estoy politizando, para que no digan que lo estoy volviendo partidista. Sólo quiero que se haga justicia”.

Comentarios