Con cinco horas de retraso llegan a Durango reliquias de Juan Pablo II

lunes, 31 de octubre de 2011
DURANGO, Dgo. (apro).- Con varias horas de retraso y en medio de un evidente descontrol de los organizadores, la madrugada del lunes llegaron a la ciudad de Durango las reliquias del beato católico Juan Pablo II, provenientes de Nayarit. Las reliquias permanecerán en el estado hasta la madrugada del miércoles. La llegada de los objetos que utilizó el Papa originario de Polonia fallecido en 2005 provocó que unas 15 mil personas se acumularan en los alrededores de la Catedral Basílica Menor; el arribo fue programado a las 8 de la noche del domingo. Sin embargo, casi a las 10 de la noche, dos horas después de lo previsto, se les avisó a los asistentes que el convoy tardaría en llegar un par de horas más, lo que causó que un amplio porcentaje de los asistentes optara por irse. De acuerdo con el anuncio, la nueva hora eran las 11:00 de la noche. Finalmente, el contingente que transportaba la estatua de cera de Juan Pablo II llegó a la plaza minutos después de la 1 de la mañana del lunes; en ese momento ya sólo las esperaban unas tres mil 500 personas, que se arremolinaron alrededor del vehículo que trasladaba el féretro, al tiempo que elementos de seguridad trataban de impedir que la gente permaneciera estática a su alrededor. Camarógrafos y fotógrafos, que fueron citados por la Arquidiócesis de Durango a las 7 de la tarde del domingo, fueron empujados por elementos de seguridad asignados al evento, algunos de ellos estudiantes del Seminario Mayor, según trascendió. La iglesia se mantuvo abierta el resto de la noche, tiempo en el que permanecieron religiosos velando en el interior. A lo largo del lunes largas filas se mantuvieron alrededor de la Catedral, esperando su ingreso para admirar las reliquias, entre las que se encuentra indumentaria y una cápsula con sangre del papa beatificado.

Comentarios