Bloquean ancianos Congreso de Yucatán, en demanda de pensión universal

martes, 4 de octubre de 2011
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Un nutrido grupo de personas de la tercera edad protestaron hoy ante el Congreso local por la falta de respuesta a su petición de que se asigne una pensión universal, equivalente a un salario mínimo mensual, a todos los mayores de 60 años. Los más de 200 manifestantes, integrantes de unas diez agrupaciones civiles, bloquearon durante dos horas los accesos a la sede del Legislativo estatal para exigir a los diputados den celeridad a su iniciativa para reformar la Ley para la Protección Social de las Personas en Edad Senescente. La petición fue entregada al Congreso de Yucatán el 17 de marzo y, hasta el momento, no ha sido turnada a comisiones. “Los ancianos ya no podemos vivir con alzas constantes y con escasos recursos”, reprochó Adriano Uc, extrabajador de la desaparecida industria henequenera. Los inconformes llegaron con la intención de irrumpir en el Congreso para que los diputados escucharan sus demandas, sin embargo, personal de seguridad les impidió la entrada, por lo que decidieron bloquear los accesos para obligar a los legisladores a atenderlos. Finalmente, la directiva del Congreso accedió a reunirse con una comitiva de los quejosos, quienes culminaron la protesta con la promesa de que antes de que termine el actual periodo de sesiones se analizará su pliego petitorio. Al respecto, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso ocal, Mauricio Sahuí Rivero, comentó que si bien la petición es justa, la solución no es de carácter legal sino presupuestal. “El tema no es fácil toda vez que se tiene que realizar una valoración entre los tres órdenes de gobierno para determinar cómo se atendería este problema desde la perspectiva del gasto público”, dijo. Adujo que para apoyar al sector hay programas federales como 70 y Más, aunque reconoció que debido a sus normas operativas quedaron fuera las cabeceras municipales de Mérida, Tizimín, Valladolid, Progreso, Kanasín y Tizimín. Al mismo tiempo, pero en otro punto de la ciudad, personal del Hospital Regional de Alta Especialidad de Mérida, agremiados a la sección 100 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS), se manifestaron a las puertas de esas instalaciones para exigir mejoras laborales. Los quejosos reprocharon al director del nosocomio, Luis Alberto Navarrete Jaimes, la ausencia de respuesta al pliego petitorio que presentaron la semana pasada.