...Y gobierno estatal le niega préstamo para cubrir la nómina

miércoles, 16 de noviembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- El gobierno de Jalisco rechazó tajantemente prestar dinero al Congreso del Estado para cubrir los salarios de los trabajadores. “No prestaremos dinero al Congreso; no podemos dejar de pagar salarios de nuestros empleados para pagar los de ellos”, dijo enfático el secretario de Gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez, al referirse al desorden administrativo que ha colocado prácticamente en bancarrota al Poder Legislativo. El funcionario estatal recordó que los recursos para el Congreso local han aumentado año con año. Sin embargo, criticó, ha dilapidado el dinero. Por separado, el secretario de Finanzas, Martín Mendoza, calificó de irresponsables a los diputados locales por gastar más de su presupuesto autorizado. “A lo largo del año les dimos 120 millones más para ampliar su presupuesto y de eso nadie sabe en qué lo gastaron”, reveló. “Si me pidieran a mí que yo resolviera ese problema, yo desprotejo otros programas, pondría en riesgo el pago de las nóminas y los aguinaldos de los trabajadores del estado, lo cual no vamos a hacer, no hay ninguna posibilidad de parte del estado de apoyar con recursos extras”, señaló Martín Mendoza. La edición Jalisco del semanario Proceso reveló desde marzo de 2010 que la nómina del Congreso estatal se triplicó en cinco años: En 2004 se erogaban 144 millones de pesos por ese concepto y en 2008 el gasto llegó a ser de 482 millones. Actualmente los 531 millones de pesos autorizados ni siquiera alcanzaron para los mil 400 empleados de base, sin contar los supernumerarios o eventuales. El motivo es que cada legislatura los diputados dejan basificados a sus cercanos, lo que ha abultado la nómina. A pesar de la falta de disciplina presupuestal, el diputado perredista Raúl Vargas López, presidente de la Comisión de Administración, culpó al gobernador panista Emilio González Márquez de no otorgar recursos suficientes. “Yo siempre dije que llegando a estas alturas la situación se pondría crítica”, alegó. Además, el secretario general del Congreso, José Manuel Correa Ceseña, reveló que han solicitado a instituciones bancarias –de las que no detalló nombres– créditos por 200 millones de pesos, y un adelanto de emergencia de 14 millones para pagar la quincena, pero sólo han encontrado negativas rotundas. Los empleados del Congreso de Jalisco se declararon en paro de labores y tomaron la sede del Poder Legislativo, debido a que los diputados locales no tuvieron siquiera para pagar la nómina de esta primera quincena de noviembre, a pesar de que habían prometido que el pago llegaría hoy por la mañana. El inmueble permanece cerrado y los ánimos se caldearon cuando, a las 13:00 horas, el líder del sindicato de los trabajadores del Gobierno del Estado, Juan Pelayo, y la lideresa del sindicato de trabajadores del Congreso, Irené Acosta, confirmaron la sentencia a los empleados reunidos en el patio del recinto legislativo: “No hay dinero, pero el problema para conseguirlo es de los diputados. Exigimos que den la cara”.

Comentarios