Amenazan 121 sindicatos con paralizar Guadalajara

jueves, 17 de noviembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- El conflicto entre burócratas y autoridades de Jalisco subió de tono, al grado de que ya no son solamente los empleados del Congreso local los que han parado labores, sino que a partir de mañana 121 sindicatos suspenderán actividades. El líder del Sindicato de Trabajadores del Gobierno del Estado, Juan Pelayo Ruelas, anunció que en solidaridad con el gremio del Congreso de Jalisco que dirige Irene Acosta, los líderes acordaron tomar la medida “drástica de un paro total”. Pelayo ofreció disculpas a la población por las molestias que ocasionará el paro, y confió en que los jaliscienses comprenderán su causa, pues destacó que entre los empleados que pararán labores están los choferes sindicalizados del Sistema Colectivo de Transporte de la Zona Metropolitana (Sistecozome), así como el Tren Eléctrico Urbano (similar al Metro) y el Macrobús (equivalente al Metrobús capitalino). “Estas acciones afectarán a la población. Se trata de los sindicatos del Poder Ejecutivo, los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tonalá, Tlajomulco, y los organismos públicos descentralizados en solidaridad con los compañeros del Congreso”, admitió. Los trabajadores del Congreso explotaron luego de que esta quincena los diputados locales no tuvieron dinero para pagarles su quincena; incluso el aguinaldo y otras prestaciones están en riesgo, pues a pesar de que los recursos fueron etiquetados y no pueden tocarse, las arcas del Poder Legislativo están vacías. De acuerdo con Pelayo, “es problema de los diputados conseguir el dinero y responder a los trabajadores”, y descartó que las acciones sean una medida de presión para obligar al gobernador Emilio González Márquez dar dinero a los diputados. “Es simplemente lo justo y a pesar que hay amenazas de que emprenderán acciones legales contra nosotros, también los empleados presentarán acciones contra quienes desviaron los recursos que deberían ser para sueldos y nunca debieron tocarse”, advirtió. “Que nos digan dónde está el dinero y que los ciudadanos lo tomen en cuenta en las urnas”, demandó Pelayo. Denunció que los diputados se están reuniendo “en lo oscurito”, para “tomar represalias jurídicas” contra el movimiento de trabajadores inconformes, por lo que retó: “Si alguien tiene que ir a la cárcel por exigir el pago de salario, con gusto voy”. Pelayo advirtió que están en contacto con  sindicatos nacionales y estatales, por lo que no descartó que los paros de labores se multipliquen en otras entidades.

Comentarios