Liquidan con 300 mil pesos a actual auditor de Guerrero

martes, 22 de noviembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Pese a que no existe sustento legal y tres meses después de que renunció como contralor interno de la Secretaría de Educación (SEG), el actual titular de la Auditoría General del Estado (AGE), Arturo Latabán López, recibió 300 mil pesos por concepto de “liquidación por servicios prestados” a la dependencia estatal. El pago de esta “indemnización” fue producto de “una negociación” entre autoridades de la administración del exgobernador Zeferino Torreblanca Galindo y se realizó el 24 de febrero pasado, pese a que Latabán López había renunciado al cargo de contralor el 16 de noviembre del 2010, indican documentos oficiales a los que tuvo acceso Apro. Posterior a su renuncia a la SEG, Latabán fue designado por el Congreso local, el 21 de diciembre pasado, como fiscalizador de los recursos públicos en la entidad, puesto que ejerce desde el 1 de enero de este año. La autorización de esta liquidación, sin sustento jurídico, fue avalada por el extitular de la SEG, José Luis González de la Vega Otero, a través de su asesor técnico Jorge Sotomayor Landeta y el excoordinador de Administración y Finanzas de la dependencia, Abel Ponce Torres, en el preámbulo del término de la gestión de Torreblanca Galindo, la cual concluyó el 31 de marzo pasado. En un oficio del 14 de febrero anterior y marcado con el número 130/2011, Sotomayor Landeta instruye a Ponce Reyes en que por indicaciones del extitular de la SEG, y “como producto de la negociación desplegada”, se autorizó en “90%” la liquidación de Arturo Latabán, por un monto de 299 mil 976 pesos. La póliza del cheque 881, de la cuenta de la SEG en el banco Inverlat, se emitió el 24 de febrero de este año por el concepto de “pago de liquidación por servicios prestados a la Secretaría”, y fue cobrado al día siguiente por el actual auditor estatal, refieren los documentos oficiales. Latabán López fue designado como contralor interno de la SEG el 1 de abril de 2005 y renunció el 16 de noviembre de 2010, para ocupar la titularidad de la AGE por ocho años. Su carrera administrativa ha estado supeditada al amparo de su suegro, el actual notario 4 de Acapulco, Eduardo Arturo Nozari Morlet, quien heredó la patente en la administración del extinto exgobernador José Francisco Ruiz Massieu, donde se desempeñó como procurador de Justicia en 1988.

Comentarios