Militares y policías patrullan zona limítrofe entre Oaxaca y Guerrero

martes, 22 de noviembre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- El presidente de la Junta de Conciliación Agraria, Carlos Moreno Derbez, informó que el Ejército Mexicano y la policía estatal patrullan la zona limítrofe entre los estados de Guerrero y Oaxaca, para evitar nuevos hechos de violencia. Además, aclaró que “no hay un problema de invasión de límites interestatales” en el conflicto entre Coicoyán de las Flores, perteneciente al estado de Oaxaca, y Jicayán de Tovar, en Guerrero, que ha dejado dos muertos y tres heridos en lo que va del año. El pleito entre los pueblos mixtecos del Jicaral y Jicayán, dijo, es por la posesión de entre 100 y 150 hectáreas, y aunque ya intervino el programa Conflictos Sociales en el Medio Rural (Cosemer), nadie quiere ceder. Moreno Derbez detalló que el poblado oaxaqueño del Jicaral se encuentra asentado en la zona limítrofe con el estado de Guerrero, debido a que “desde hace años recibió una anuencia para ocupar tierras en la propiedad ejidal de Jicayan de Tovar”, en territorio guerrerense. Los mixtecos del Jicaral, comunidad que pertenece al municipio de Coicoyán de las Flores, se niegan a abandonar ese territorio, mientras que los ejidatarios de Jicayán de Tovar –perteneciente a Tlacoachistlahuaca, Guerrero– rechazan la venta de esas tierras y, por el contrario, buscan recuperarlas. En su planteamiento para resolver el problema, los habitantes de Jicayán de Tovar no sólo piden quedarse con las hectáreas en conflicto, también demandan que se les reconozcan alrededor de 600 hectáreas de manera permanente y que la Cosomer entregue recursos a los habitantes del Jicaral para que sean reubicados en tierras del lado oaxaqueño. Según el presidente de la Junta de Conciliación Agraria, de momento la situación en la zona es tensa, y por ello se pidió la presencia del Ejército y la policías estatal, tanto del lado de Guerrero como de Oaxaca. El gobierno del estado confirmó que ayer, mientras los habitantes del Jicaral se trasladaban a su parcela para la pizca, fueron emboscados por habitantes del Jicayan del Tovar, Guerrero. En el ataque murió, por impactos de arma de fuego, Macario Santos Zamora, con lo que suman dos los asesinatos registrados por este conflicto en lo que va del año. Coicoyán de las Flores es uno de los 570 municipios de Oaxaca y se localiza a aproximadamente 320 kilómetros al poniente de la capital del estado, en los límites con Guerrero.

Comentarios