Viuda de Silverio Cavazos dice que exgobernador sólo dejó deudas

martes, 22 de noviembre de 2011
COLIMA, Col. (apro).- Idalia González Pimentel, viuda del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos, afirmó que tras el asesinato de su esposo, éste sólo le heredó deudas económicas, ya que “no había un solo peso disponible” en las tres cuentas bancarias que tenía, además de que no contaba con seguro de vida ni de gastos médicos. En esas condiciones, aseveró González Pimentel, “me he visto en la necesidad de recurrir a los préstamos para hacer frente a los compromisos”. Durante el homenaje luctuoso organizado por el PRI, al cumplirse el primer aniversario de la muerte de Cavazos, la mujer hizo uso del micrófono por más de una hora para dar un mensaje en el que respondió a los críticos del exmandatario y, entre otras cosas, aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR) lo había exonerado de una denuncia por enriquecimiento ilícito, presentada meses antes del crimen por el diputado federal panista Leoncio Morán Sánchez. Narró que desde junio pasado, ella le solicitó al presidente Felipe Calderón y al entonces secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, enviar a alguien a investigar sus bienes, para que en Colima dejaran de “difamarnos, hostigarnos y calumniarnos”, pero el presidente –añadió– le dijo no conocer la denuncia. Idalia González añadió que poco después el delegado estatal de la PGR, José Guadalupe Franco Escobar, le informó que el asunto estaba concluido porque “se comprobó que no existe enriquecimiento ilícito, es decir que mi marido era inocente”. Sostuvo que al momento de la muerte de Cavazos, ella sólo tenía una cuenta bancaria con 150 mil pesos, de donde tomó para hacer frente a los gastos del sepelio. Asimismo, negó ser dueña del centro vacacional Maeva en Manzanillo, como se ha especulado, y tampoco, dijo, es propietaria de hoteles o moteles, ni de ranchos, ni de acciones en complejos turísticos de lujo como Altozano o de empresas de medios de comunicación. Aceptó que únicamente es dueña de un rancho de tres hectáreas en el municipio de Cuauhtémoc, pero “no tiene el enorme valor que han dicho, no cuesta 20 millones de pesos, pues no tiene instalaciones deportivas, ni dos albercas, y menos animales exóticos (…) Si el rancho costara lo que dicen, al menos hubiera tenido para cubrir parte de las deudas que me dejó Silverio al momento de su muerte (…) Y si muchos no creen en lo que estoy diciendo, perdónenme que se los diga, pero ya no me interesa”. El evento se realizó en las instalaciones de la Casa de la Cultura, ante cientos de asistentes, en buena medida miembros de la clase política priísta de la entidad, entre ellos el gobernador Mario Anguiano Moreno, miembros de su gabinete, legisladores, alcaldes, regidores y militantes de base del tricolor. Al tiempo que agradeció a varios funcionarios que le hicieron préstamos económicos y prometió pagarles “a como dé lugar”, la viuda de Cavazos lanzó un reproche para otros: “Ya sé lo que es pedir prestado a personas con quienes Silverio fue generoso y no recibir la reciprocidad para solventar gastos alimentarios y pagos de deudas que se me vinieron en avalancha”. Sin mencionar expresamente las hipótesis de las autoridades, en el sentido de que Cavazos fue asesinado por La Familia Michoacana, Idalia González afirmó que una persona con el perfil del exgobernador no puede estar ligada a acciones ilícitas. “Silverio no era, ni fue, ni pudo llegar a ser un delincuente, porque esa circunstancia iba en contra de su esencia, de sus convicciones, de sus ideales, de sus necesidades”, aseguró. Añadió: “El joven que jaló el gatillo, si hubiera conocido a Silverio, sé que quizá no podría haber hecho eso; espero que en algún momento pronto en su vida se reconcilie con la vida y con Dios, para que por dinero deje de causar tanto dolor a otras familias, como a nosotros”. En relación con los autores intelectuales, apuntó: “Espero que puedan localizarlos y hacer que declaren la verdad, porque solamente así no quedará duda alguna de la integridad de Silverio y que él no estaba involucrado de ninguna forma en acciones con ellos”. Puntualizó que le gustaría ver resuelto el asesinato, “aunque ya parece poco importante, porque eso no nos devolverá a Silverio”.