Acusan a Cué de omisión en conflicto agrario en Oaxaca

miércoles, 23 de noviembre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- Por cuarta ocasión en lo que va del año, el alcalde de Santa María Zaniza, Nemorio Martínez López, acudió ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para presentar otra denuncia contra sus vecinos de Santiago Amoltepec, quienes pretenden despojarlos de 2 mil hectáreas. “Suenan los tambores de guerra en la Sierra Sur ante la indolencia gubernamental. Y es que ante la falta de capacidad, inexperiencia u omisión de los operadores políticos del gobierno de Gabino Cué, se ha dejado crecer la violencia, la invasión de tierras, el despojo y el tráfico de armas en la región”, advirtió. Detalló que los focos rojos se han encendido por los constantes actos de provocación de los habitantes de Santiago Amoltepec con sus vecinos de Santa María Zaniza, San Mateo Yucutindoo, Santa Cruz Zenzontepec y Santiago Textitlán. Por lo pronto, manifestó que recientemente los “rayeros” de Amoltepec han invadido alrededor de 30 hectáreas y destruido las siembras con su ganado en Barranca Culebrón, Barranca Guacamaya, Temazcaltepec y Llano Algodón. “Amoltepec quiere guerra pero Zaniza no, quiere justicia y respeto a la resolución presidencial y planos definitivos”, sostuvo el presidente municipal. Su preocupación es que su pueblo “pide justicia y hacen denuncias pero no nos hacen caso, entonces, cuando la gente se canse, se enfade y decida defenderse, nadie la va a detener, luego que no venga al rato el gobierno a detener a la autoridad, mande órdenes de aprehensión o castigue a la comunidad”. Recordó que el 11 de abril de 1986 los mixtecos de Amoltepec emboscaron a los zapotecos de Santa María Zaniza y mataron a 28 comuneros y dejaron heridos a otros 35, sin embargo, “esa vez se aprovecharon porque estábamos desarmados y no hubo justicia, pero esta vez la gente analiza responder si no nos escuchan”. Martínez López se quejó del gobernador Gabino Cué porque “nos abandonó, nos dio la espalda”. “Ahora que lo necesitamos, nos abandona; dónde quedó su frase de paz y progreso, dónde está la justicia que prometió y ahora que ya no necesita votos, nos deja solos”, lamenta. El edil de Zaniza dice que ya no sabe qué hacer porque los de Amoltepec siguen provocando a su pueblo, pues grupos de 40 personas armadas han invadido sus tierras, siembran en ellas y cosechan impunemente, o en otros casos meten su ganado y destruyen los cultivos. Las autoridades de Zaniza, junto con defensores del Centro de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco y del padre Francisco Wilfrido Mayrén Peláez, han recorrido diversas dependencias de gobierno y lo único que han encontrado es desprecio, malos tratos y nula atención.

Comentarios