Alcaldes panistas exigen recursos al gobernador de Nuevo León

lunes, 28 de noviembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Alcaldes panistas pidieron al gobernador priista Rodrigo Medina la entrega inmediata de los recursos federales que ascienden a poco más de mil millones de pesos. Según los ediles el mandatario estatal pretende utilizar parte de esos recursos para obras de reconstrucción en la entidad. Los ediles acudieron esta mañana al Congreso local para entregar un oficio, en el que piden a Medina no utilizar recursos federales que llegarán a los 51 municipios a través de los programas Fondo de Vida Digna y Fondo de Desarrollo Municipal. El dinero que dejarán de recibir en conjunto los ayuntamientos suma unos mil 250 millones de pesos, lo que ocasiona que, en algunas localidades alejadas de la mancha urbana, quede suspendida la obra pública y otros proyectos. En nombre de los alcaldes inconformes, Óscar Arturo García Castillo, presidente municipal de Bustamante, dijo que desde el año pasado el gobierno estatal ha recortado los apoyos de estos fondos. El año pasado la administración estatal argumentó que el dinero era necesario para reconstruir la infraestructura después del paso de la devastadora tormenta tropical Alex, que dejó como zona de desastre unos 49 municipios. Este año Medina de la Cruz esgrimió el mismo argumento. García Castillo agregó que para el 2012 quieren retenerles los apoyos con los mismos pretextos. Aunque la solicitud va dirigida al gobernador, quien envió el presupuesto del año entrante por 59 mil 418 millones, entregaron el oficio al Congreso, que votará el paquete fiscal propuesto por el Ejecutivo estatal. “Esos fondos son los únicos que recibíamos para obra y los hemos dejado de recibir en este año y desde el 2010, pues aunque aparecía en el presupuesto del año anterior, el Estado nos solicitó que los fondos quedaran para la reconstrucción. Ahora, sin esos recursos, los municipios estamos paralizados en el aspecto de obra. Por eso le pedimos a los diputados que intercedan por nosotros”, dijo. Explicó que además de estos fondos, otros recursos que reciben provienen del Ramo 33 para labores de desarrollo social que, en el caso de Bustamante, el año pasado fue de un millón de pesos, única partida empleada para obras públicas. Los municipios rurales de Nuevo León, explicó, dejarán de percibir este año diversas cantidades que oscilan entre uno y 5.5 millones de pesos. El alcalde de Bustamante dijo que ante la falta de recursos existe la percepción ciudadana de que los alcaldes no trabajan. Además de García Castillo, presentaron su inconformidad los alcaldes Santos Javier Garza García, de Anáhuac; José Cruz González Rodríguez, de Marín; Vladimiro Montalvo, de Santiago; Miguel Ángel Salinas González, de Doctor Coss, y Eliud Alberto Lozano Cisneros, de Hidalgo. También Santos Salinas Garza, de Los Ramones; Eusebio González Serna, de Lampazos; Julio César cantú, de General Bravo; Jaime Salinas, de Rayones, y Jesús Lara, de Doctor Arroyo. La diputada panista María del Carmen Peña Dorado, quien recibió a los ediles inconformes, dijo que al PAN únicamente le corresponde votar en contra del presupuesto si persiste la distribución como hasta ahora, pues la mayoría priista puede hacer que éste sea aprobado como lo presentó el gobernador. En respuesta a los alcaldes, el gobernador dijo que los fondos están al alcance de los municipios, pero ahora bajo el rubro de Fondo Metropolitano, administrado por el Estado. “Los fondos ahí están, y están en obras, y todavía no terminamos el proceso de reconstrucción, acuérdense que están el Fondo Metropolitano, en donde hemos hecho acuerdos con los presidentes municipales; antes ese Fondo Metropolitano lo ejercía completamente el Estado, ahora lo estamos dando a los municipios para que puedan hacer obras”, comentó esta tarde.