Juzgarán por usos y costumbres a cinco detenidos con droga en Guerrero

jueves, 3 de noviembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Por primera ocasión en la entidad, cinco personas detenidas por la Policía Comunitaria de una región indígena con 33 paquetes de mariguana, serán sancionadas mediante el sistema de usos y costumbres el próximo sábado 5. La detención, sin precedentes en la entidad, ocurrió el viernes 14 de octubre en las inmediaciones del municipio de San Luis Acatlán, región de la Costa Chica, cuando los inculpados, cuatro indígenas de La Montaña y un vecino del Estado de México, viajaban a bordo de tres vehículos, donde llevaban la droga y equipos de radiocomunicación, informó la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC). Los detenidos serán enjuiciados por una asamblea popular que aplicará un particular modelo de seguridad pública y justicia, en vigor desde 1995 en 60 comunidades de nueve municipios de las regiones Costa Chica y Montaña guerrerenses. La CRAC informó en un comunicado que el sistema está basado en la “reeducación” de los infractores y rechaza la intervención del Ejército y las policías de los tres niveles de gobierno por “inoperantes y corruptos”. Los policías comunitarios determinaron poner a disposición del órgano de dirección de la CRAC, la Asamblea Regional de Autoridades, a los hombres que transportaban la droga –de la que no se especifica el peso– para que sean enjuiciados y sancionados a través de una asamblea popular. Los detenidos son: los hermanos Javier y Marcos Ventura Morales, ambos originarios de la comunidad de Cahuañaña, municipio de Metlatónoc; así como Pedro Ponce Rodríguez y Feliciano Ponce Chávez, del poblado de Río Encajonado, municipio de Cochoapa El Grande, y Gabriel Orozco Nieto, del Estado de México. La CRAC informó en su comunicado que la Asamblea sesionará este sábado 5 en la comunidad indígena de Santa Cruz del Rincón, municipio de San Luis Acatlán, para determinar "el procedimiento y términos de la sanción y reeducación" de los detenidos, así como el destino de la droga y los bienes decomisados. No obstante, la CRAC denunció que previo a su asamblea general para juzgar a los detenidos, grupos de soldados y agentes federales han realizado diversas incursiones, mediante recorridos, retenes y detenciones en la zona de influencia de la Policía Comunitaria. El martes 25 de octubre, uno de los fundadores y actual consejero de esta organización social, Agustín Barrera Cosme, fue detenido en el poblado de Pajarito Grande, municipio de San Luis Acatlán y encarcelado en el penal de Acapulco. Barrera Cosme es acusado de incurrir en delitos ambientales porque taló tres árboles para sembrar y tres días después (el viernes 28) el activista fue liberado mediante el pago de una fianza de 15 mil pesos, informaron los integrantes de la CRAC. El lunes 31 de octubre un convoy integrado por seis camiones del Ejército ingresó a la comunidad indígena me’phaa (tlapaneca) de Potrerillo del Rincón y se retiró por la noche; mientras que otro grupo de soldados realizó recorridos sobre la carretera Tlapa-Marquelia hasta la comunidad, también tlapaneca, de Paraje Montero. También, el mismo lunes los militares instalaron un retén sobre la misma vía, pero a la altura del crucero que conduce al poblado de Zoyatlán. Mediante un comunicado, la organización social criticó estas acciones por considerar que el despliegue policíaco-militar trastoca "la tranquilidad y la rutina cotidiana" de las comunidades indígenas integradas al "sistema comunitario de justicia y seguridad pública". La organización admitió que desconoce los motivos del despliegue policíaco-militar, aunque consideró que se trata de una “provocación”. La CRAC convocó a organizaciones sociales, organismos defensores de derechos humanos, ciudadanos y medios de comunicación a que asistan a la asamblea general del sábado, donde serán enjuiciadas las cinco personas.

Comentarios