Sobrino de exgobernador de Colima se ampara; lo implican en crimen de Cavazos

jueves, 15 de diciembre de 2011
COLIMA, Col. (apro).- Samuel Rodríguez Moreno, sobrino del exgobernador Fernando Moreno Peña, promovió un juicio de amparo para evitar ser detenido por las autoridades policiacas, luego de que la procuradora de Justicia de esta entidad, Yolanda Verduzco Guzmán, lo señaló públicamente como presunto coautor intelectual del asesinato del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos. El pasado 19 de noviembre, dos días antes de que se cumpliera el primer aniversario de la muerte del exmandatario, la funcionaria informó en conferencia de prensa esa línea de investigación, a partir de la declaración ministerial de un detenido que vinculó a Rodríguez Moreno con el presunto jefe del cártel de La Familia Michoacana en Colima, Gerardo Mendoza Chávez, a quien la PGJE y la PGR atribuyen la autoría intelectual del homicidio. A través de un desplegado publicado este jueves a plana completa en los principales diarios locales bajo el encabezado “No mienta, señora procuradora”, Samuel Rodríguez, quien es abogado, aceptó que es representante legal de una empresa minera ubicada en Casimiro Castillo, Jalisco, de la que Mendoza Chávez es socio. Sin embargo, el sobrino de Fernando Moreno Peña negó tener cualquier implicación en los actos ilícitos de los que es acusado Gerardo Mendoza, entre ellos la autoría intelectual del crimen de Cavazos. Dijo: “Yo lo he representado en actividades lícitas, en negocios que operan con la autorización del gobierno federal y en empresas que están dadas de alta fiscalmente, no he sido su abogado en ninguna actividad ilícita o ilegal, ni existe ningún elemento que me vincule con las imputaciones que la Procuraduría General de Justicia del Estado o la Procuraduría General de la República imputen (sic) al señor Gerardo Mendoza Chávez”. Rodríguez Moreno abundó que la procuradora Yolanda Verduzco “está únicamente suponiendo sin tener ninguna base firme o legal de que tengo algo que ver con el crimen de Silverio Cavazos, me señala como coautor intelectual con base en la declaración de un detenido, el cual en ningún momento me relaciona con dicho crimen o con alguna actividad delictuosa”. En el desplegado, del que aparece como responsable su hermano Herr Hesseell, Samuel Rodríguez da a conocer la respuesta que el 29 de noviembre la procuradora dio al juez primero de distrito, en el sentido de que “no es cierto el acto reclamado a la suscrita por el quejoso Samuel Rodríguez Moreno, por no haber dictado, girado, instruido, alguna orden de detención, presentación, privación legal, aprehensión”. El quejoso hizo notar que si bien la funcionaria argumentó ante el juez la secrecía y la reserva de la investigación para no enviarle el expediente, “y ya hizo todo un escándalo nacional en mi contra y de mi familia, lo que hace evidente que su pretensión es inventarme un delito y traer en los medios de comunicación mi nombre y el de mi familia como un distractor mediático para ocultar, por así convenirles, las verdaderas causas del asesinato de Silverio Cavazos”. Consideró que “está claro” cuáles son las intenciones de la procuradora, pero “las habré de enfrentar con las armas del derecho y sus escándalos mediáticos serán enfrentados de la misma manera; no permitiré que por asuntos relacionados con el narcotráfico y la función pública en Colima me utilicen, o pretendan hacerlo, a mí o a mi familia como distractor o chivo expiatorio”. En respuesta, el gobernador Mario Anguiano declaró hoy que Samuel Rodríguez continúa sujeto a investigación por su presunta relación con el supuesto líder de La Familia Michoacana en Colima. Aseguró que la procuraduría estatal cuenta con documentos que “hablan de la cercanía” y de “la gran confianza” de Gerardo Mendoza hacia Samuel Rodríguez Moreno. Asimismo, descartó que este caso afecte el proceso electoral del próximo año, en el que además de los cargos federales, estarán en juego las alcaldías y diputaciones locales.