Rechaza Veracruz que Laguna Verde provoque "problemas de salud"

viernes, 2 de diciembre de 2011
XALAPA, Ver. (apro).- El secretario de Salud en el estado, Pablo Anaya Rivera, negó que en la región aledaña a la planta núcleo eléctrica de Laguna Verde haya problemas de salud, como padecimientos de cáncer, que han denunciado desde hace más de 20 años pobladores de comunidades cercanas al complejo nuclear. “Meto las manos al fuego”, subrayó el funcionario, quien dijo que basa su afirmación en estudios científicos realizados en este sentido. Insistió que la planta nuclear no es factor de enfermedades cancerígenas; y dijo que la Secretaría de Salud solicitó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que realice un estudio al respecto. Al comparecer ante la Comisión de Salud del Congreso local, el funcionario fue cuestionado sobre este tema y, al respecto, subrayó: “Puedo determinar públicamente que no hay enfermedades cancerígenas por la radiactividad”. Admitió que este tema ha sido de “gran controversia” desde hace años. Recientemente, autoridades de diversos municipios cercanos a la planta nuclear han insistido en que hay una gran incidencia de cáncer entre la población. Ante ello, aseguró que el Laboratorio Estatal de Salud, certificado a nivel nacional, efectuó estudios y pruebas a 20 mil elementos de todo aquello que la población consume, como es agua, alimentos y también del aire y medio ambiente. Las pruebas levantadas en agua, alimentos y medio ambiente, señaló, fueron enviadas a dicho laboratorio, considerado de los mejores del país, y “no se encontraron elementos contaminantes por la radiactividad”, Según Anaya Rivera, el Laboratorio Estatal de Salud, está catalogado como el tercero autorizado para entrar en cualquier controversia legal por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Los estudios realizados en este sentido, aseguró, “no han demostrado que haya radiactividad en lo que la zona se come o respira”; y a pesar de ello, remarcó, se solicitó la intervención de la UNAM y se contactó con la especialista Beatriz Olivera de la misma institución para realizar otro análisis. En este caso, el funcionario argumentó que los especialistas están intercambiando información “para precisar y tranquilizar a los habitantes de la zona” a la planta nuclear de Laguna Verde, sin embargo, acotó, “meto las manos al fuego por los resultados del Laboratorio Estatal de Salud”. Ante ello, remarcó, “puedo determinar que públicamente que no hay enfermedades cancerígenas por la radiactividad, pero estamos abiertos” –a otros estudios y opiniones de especialistas en la materia–. De esta manera, el funcionario insistió: “Yo meto las manos a la lumbre por los resultados obtenidos en el laboratorio estatal de salud, que prueba que no existen casos de cáncer ni de otras enfermedades en municipios aledaños a la planta nuclear, asociadas a la radiactividad”.  

Comentarios