Con gratitud para con Gordillo, rinde protesta Moreno Valle

martes, 1 de febrero de 2011

Puebla, Pue., 1 de febrero (apro).- Al tomar protesta como gobernador, el panista Rafael Moreno Valle ofreció que no habrá encubrimiento y que hará una “revisión puntual” del ejercicio de los recursos públicos durante la administración de su antecesor, Mario Marín Torres.

“No tendremos más consigna que la aplicación de la ley, haremos una revisión puntual sobre el ejercicio de los recursos de la pasada administración, no habrá persecución pero tampoco encubrimiento”, dijo en su discurso de toma de protesta como el primer gobernador de un partido distinto al PRI en 82 años de historia política de Puebla.

Al acto, se calcula, asistieron alrededor de 15 mil invitados, incluyendo el propio Marín Torres, quien al ser presentado por Moreno Valle, recibió una rechifla de los presentes.

El mandatario entrante hizo un recuento de los retrasos y problemas sociales y económicos que marcan el punto de partida de su administración. “Para poner en contexto la dimensión del reto que enfrentamos”, argumentó.

Especialmente, mencionó el hecho de que, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las obligaciones financieras de esta entidad se incrementaron un 195 por ciento en el sexenio de Marín, al pasar de 3 mil millones en el 2005 a 9 mil 100 en el 2010.

Además, refirió que Puebla es el tercer estado más pobre de México, ya que el 59 por ciento de los poblanos viven en pobreza patrimonial y el 68 por ciento de la población indígena vive en condiciones de pobreza.

Detalló que en materia de educación, Puebla ocupa el sexto lugar a nivel nacional con el peor grado de escolaridad promedio de la población, con apenas 7.8 años; 480 mil poblanos no saben leer ni escribir.

También, Puebla ocupa el lugar 29 en cuanto a población afiliada al Seguro Popular; la tercera entidad del país con menos áreas naturales protegidas por kilómetro cuadrado; la peor calificada en materia de impartición de justicia y al cierre del 2010 se agotó la solvencia financiera del sistema de Pensiones.

Moreno Valle anunció una serie de programas que pondrá en marcha su gobierno para enfrentar esta problemática y colocar a Puebla en el lugar que le corresponde a nivel nacional.

Como representante del presidente Felipe Calderón estuvo el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, y también estuvieron los secretarios Salvador Vega, de la Función Pública; Alonso Lujambio, de Educación; Javier Lozano Alarcón, de Trabajo y Previsión Social y Daniel Karam, Director General del IMSS.

Los gobernadores de Aguascalientes, Carlos Lozano; de Guanajuato, Juan Manuel Oliva; de Jalisco, Emilio González; de Morelos, Marco Antonio Adame; de Oaxaca, Gabino Cué; de Querétaro, José Calzada; Tlaxcala, Mariano González; Veracruz, Javier Duarte, y el Jjfe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Erbrad.

El gobernador electo de Hidalgo, José Francisco Olvera, mientras que el gran ausente fue el mandatario del estado de México, Enrique Peña Nieto, quien envió como su representante al diputado federal, Luis Videgaray.

Además, asistieron los dirigentes de los partidos que formaron parte de la alianza electoral que llevó al triunfo a Moreno Valle: Gustavo Madero, del PAN; Jesús Ortega, del PRD, Jorge Kahwagi, del Panal y Luis Waton, de Convergencia.

También asistió Beatriz Paredes, dirigente del PRI y Alberto Anaya, del PT; así como el rector de la UNAM, José Narro.

Presentación especial mereció la maestra Elba Esther Gordillo, quien es ubicada como “la madrina política” del mandatario entrante.

“Sé que una revolución educativa requiere de la participación activa de los maestros de Puebla, en este sentido es muy grato que en este momento tan especial para mi y para Puebla, nos acompañe la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo”, agradeció.