Cientos de marchistas "invaden" Puebla

jueves, 10 de febrero de 2011

PUEBLA, Pue., 10 de febrero (apro).- A sólo 10 días de que Rafael Moreno Valle tomó posesión como gobernador del estado, las protestas sociales en la entidad se han recrudecido.
Alrededor de mil personas marcharon este jueves por avenidas de la capital poblana y bloquearon por más de cuatro horas la calle de acceso a la sede de gobierno estatal, conocida como Casa Aguayo, en protesta por que el gobierno no ha respondido a sus demandas.
Entre los manifestantes destacaron tianguistas de San Pedro Cholula, quienes se niegan a ser reubicados de su tradicional punto de venta en la plaza principal de esa población.
De acuerdo con Diana Romero, una de las 711 comerciantes afectadas, el tianguis dominical de Cholula tendría que ser preservado por las autoridades, porque además de ser una fuente de trabajo para comerciantes, campesinos y ganaderos, que en ese lugar ofrecen sus productos, representa una añeja tradición en la que aún se practican costumbres como el trueque.
Además, los inconformes denunciaron que el pasado miércoles 9, fueron reprimidos por granaderos estatales y policías municipales, quienes los desalojaron de la plaza cuando realizaban una manifestación.
En la marcha también participó un grupo de personas que fueron defraudadas por cajas de ahorro y cuyas denuncias no han sido atendidas desde que Mario Marín Torres era gobernador, así como habitantes de poblaciones rurales que fueron afectadas por el paso de carreteras o que denuncian despojo de terrenos por parte de autoridades.
Los manifestantes exigieron ser atendidos por el secretario de Gobierno del estado, Fernando Manzanilla Prieto, pero se esa petición les fue negada.
Tras ello, uno de los dirigentes de la marcha, Hilario Alonso Flores, acusó a Moreno Valle de falta de “oficio y sensibilidad política” para atender la problemática social de la entidad, y anunció que ante la ausencia de acuerdos, el viernes 11 los distintos grupos de inconformes partirán a la Ciudad de México para pedir la intervención de las cámaras de Diputados y Senadores, así como de la Secretaría de Gobernación.
En otra manifestación, alrededor de cien estudiantes de la Benemérita Universidad de Puebla se reunieron afuera del Congreso local, donde se sacaron sangre para escribir en mantas su demanda de descuento en el transporte público.
En tanto, un grupo de taxistas realizó otra protesta frente a la sede gubernamental, ubicada en las calles 2 Norte y Juan de Palafox, para exigir al gobierno de Moreno Valle que ponga un alto a las extorsiones de las que son objeto por parte de empleados de la Secretaría de Comunicaciones.

Comentarios