Clausuran cinco hoteles por violar normas ambientales en Tulum

viernes, 11 de febrero de 2011

CANCÚN, Q. Roo, 11 de febrero (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró hoy cinco hoteles que se encuentran dentro del polígono protegido del Parque Nacional Tulum.
Se trata de los mismos hoteles que habían sido cerrados por la dependencia en 2008 por delitos ambientales.
          Los cinco establecimientos que fueron clausurados nuevamente por la Profepa, cuyo titular Patricio Patrón Laviada dejará el cargo el día 15, son el Mayan Grill, Mezzannine, La Vita e Bella, Playa Paraíso y Diamante K, éste último del actor Roberto Palazuelos.
La Profepa explicó que sus inspectores visitaron esos hoteles porque estaban violando las sanciones de clausura y medidas correctivas impuestas en 2008.
“El artículo 420 quater, fracción V del Código Penal Federal, señala como delito contra la gestión ambiental el no cumplir con una medida correctiva o de seguridad, como es la violación de las clausuras (por estar operando), y sanciona esta conducta con pena de uno a cuatro años de prisión y multa de mil a cuatro mil días de salarios mínimos”, argumentó.
La Profepa informó, así mismo, que ya interpuso la denuncia pertinente ante la delegación de la PGR en Cancún, Quintana Roo, en contra de los responsables de los referidos hoteles.
            Recordó que los cinco establecimientos están ubicados en el Parque Nacional Tulum y forman parte de 14 que fueron clausurados en julio de 2008, tanto por la Dirección General de Impacto Ambiental y Zona Federal Marítimo Terrestre (DGIAZ) como por la Dirección General de Inspección y Vigilancia Forestal (DGIVF).
Añadió que entonces se procedió a la clausura, pues inspectores encontraron que esos hoteles habían sido construidos sin autorizaciones de impacto ambiental, ni de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, y sin concesión para el uso y aprovechamiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).
            En esta ocasión, la reposición de los sellos de clausura se dio en el marco de un operativo de Verificación del Cumplimiento de Medidas Correctivas y de Sanciones en el participaron 33 inspectores de las delegaciones de la Profepa en Quintana Roo, Yucatán, Chiapas y de Oficinas Centrales, todos los cuales contaron con el apoyo de 20 elementos de la Policía Federal.
            Al respecto, el gobernador Félix González Canto dijo que instruyó a las secretarías estatales de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) y Turismo para que revisen los casos para verificar que las clausuras tengan sustento legal, pues, “pudiera ser una cuestión de hígado más que de ley y, obviamente, vamos a defender a quienes tengan sus derechos vulnerados”.
          Insistió en que el gobierno estatal revisará caso por caso y “si no hay sustento legal para las clausuras vamos a apoyar a los afectados”.
Si se demuestra que incurrieron en delitos ambientales, “por supuesto que seremos respetuosos de la ley, pero lo que no tenga sustento y sea una cuestión personal o particular, pues, obviamente, les daremos todo el apoyo”, señaló.
         Finalmente, destacó que estas clausuras “afectan nuestra imagen turística, nos hace un daño muy grave y, bueno, hay maneras, hay canales, para que pueda proceder la autoridad sin afectar nuestra imagen turística”.

Comentarios