Detectan primeras irregularidades de Mario Marín

miércoles, 16 de febrero de 2011

PUEBLA, Pue., 16 de febrero (apro).- La administración estatal de Rafael Moreno Valle encontró la primeras irregularidades en programas y obras que fueron impulsadas durante el pasado sexenio encabezado por Mario Marín Torres.
En rueda de prensa, el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Finanzas de la entidad, Manuel Arceo García, reveló que el programa para rastrear vehículos robados, en el que el gobierno marinista invirtió al menos 20 millones de pesos, quedó cancelado.
Explicó que la detección de las unidades robadas a través de la lectura de un chip no funciona porque los aparatos que supuestamente sirven para rastrear la señal, tienen fallas.
El gobierno de Mario Marín invirtió 20 millones de pesos para la adquisición de esos aparatos que, supuestamente, permitirían ubicar los vehículos robados. Además, la empresa Neology era la encargada de emitir los hologramas que contenían los chips para el rastreo de cada unidad vehicular.
Incluso, el pago de este chip encareció el costo del reemplacamiento para los ciudadanos poblanos en el año 2006.
Arceo García dijo que otras instancias de gobierno tendrán que determinar si existen elementos fincar responsabilidades contra funcionarios de la pasada administración por este fallido programa.
Por otra parte, el secretario de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico, Pablo Rodríguez Regordosa, reconoció en una entrevista radiofónica que el nodo intermodal logístico “La Célula”, que fue impulsado durante el pasado sexenio como un detonante para el desarrollo regional de Puebla, causa “carcajadas” entre los empresarios, a quienes se invita a invertir.
Aunque el funcionario aseguró que el proyecto no se dejará en el abandono por el nuevo gobierno, reconoció que haber invertido en ese lugar fue una “mala decisión” del sexenio anterior.
Hasta ahora ninguna empresa se ha instalado en este supuesto polo de desarrollo, ubicado en el municipio de Oriental, a 75 kilómetros de Puebla capital, y en el que el gobierno de Marín invirtió alrededor de 500 millones de pesos, pero Rodríguez Regordosa afirmó que están en pláticas con dos empresas que han manifestado interés de invertir.
“A la hora de comenzar a tratar la estrategia para ‘La Célula’, platicamos con despachos de talla internacional que tienen representación en México y les preguntamos qué opinan de ‘La Célula’ y lo que obtuvimos fue una carcajada; es un mal proyecto, es una de las cosas que se invirtió mal en el anterior sexenio, fue una mala decisión”, dijo el funcionario.
El secretario manifestó que las “pésimas” condiciones de infraestructura y de terrenos que tiene “La Célula”, hacen difícil la promoción ante los inversionistas.
Uno de los principales problemas que enfrenta, explicó, es que el terreno en el que se ubica el desarrollo presenta condiciones pantanosas, lo que obligaría a cualquier empresa que quiera instalarse a hacer primero fuertes inversiones para recomponer el área.

Comentarios