Comisión de la verdad, exigen a Gabino Cué

jueves, 17 de febrero de 2011

OAXACA, Oax., 17 de febrero (apro).- Integrantes del Frente Estatal de Víctimas de la Represión iniciaron este jueves un ayuno de 12 horas para denunciar la ausencia de resultados del gobierno de la alternancia en materia de justicia y derechos humanos en la entidad.

Porfirio Domínguez, presidente del Comité de Familiares de Desaparecidos, Asesinados y Presos Políticos de Oaxaca (Cofadappo), comentó que, a casi tres meses de que Gabino Cué tomó el poder en Oaxaca, no se ha hecho justicia a las víctimas de la represión orquestada por Ulises Ruiz contra el movimiento magisterial y popular en 2006.

En conferencia de prensa, Domínguez acusó al nuevo gobierno de cometer una serie de atropellos contra integrantes de su agrupación.

Entre ellos, dijo, destaca el asesinato de Crescenciano Moisés Pérez Enríquez, miembro de la Organización de Pueblos Indígenas Zapotecos (OPIZ).

A esa ejecución, añadió, le siguió la detención arbitraria –el pasado jueves 3– del activista magisterial Sadot Omar González Jiménez, quien fue liberado por falta de elementos.

Y un tercer caso es el de Marcelino Coache Verano, exvocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), quien fue brutalmente golpeado por la PF el pasado martes 15 y actualmente es atendido de una hemorragia cerebral en un hospital del IMSS.

El presidente de la Cofadappo recordó que en su campaña por la gubernatura, Gabino Cué ofreció la integración de una “comisión de la verdad”, pero al parecer ha olvidado esa promesa. Y aclaró que el pasado 4 de julio los oaxaqueños votaron “para sacar al PRI de Oaxaca y no por Gabino”.

Domínguez afirmó que si hubiera voluntad política, Cué Monteagudo ya habría reparado el daño y castigado a los responsables de la represión de 2006, y sancionado o separado del cargo a los jueces de consigna y a los agentes del Ministerio Público que fabricaron expedientes.

Comentarios