Niegan libertad bajo caución a excoordinadora de giras de Amalia García

lunes, 28 de marzo de 2011

ZACATECAS, Zac., 28 de marzo (apro).-  Sonia Villarreal Silguero, coordinadora de giras de la exgobernadora Amalia García Medina, enfrentará en prisión el juicio –bajo la nueva modalidad oral- por robo calificado, al serle negada la libertad bajo caución, por lo que permanece recluida en el Centro de Readaptación de Cieneguillas.

En una carta que envió a los medios de comunicación, la exfuncionaria acusó al actual gobierno del priísta Miguel Alonso Reyes de utilizar su aprehensión por un litigio particular como una cortina de humo “para distraer la atención ciudadana ante la creciente inseguridad y el desempleo en el estado”.

Y deslindó a Amalia García del caso, al afirmar que se trata de un conflicto legal por una sociedad que su hijo formó con empresarios para instalar un antro en la Feria Nacional de Zacatecas, en septiembre del 2010.

Villarreal Silguero fue detenida el sábado en la mañana en un domicilio del municipio de Guadalupe. Fue trasladada al penal de Cieneguillas, y el domingo la jueza María de Lourdes González Mora le negó la libertad bajo caución al considerar que la excolaboradora de Amalia García podría escapar de la acción de la justicia.

La jueza fijó una audiencia para el miércoles al mediodía, cuando el abogado de la acusada deberá acreditar su arraigo en el estado, a fin de que pueda tener posibilidad de enfrentar este juicio en libertad. Sin embargo, el Ministerio Público pugna para que permanezca en prisión.

La exfuncionaria estatal es acusada por empresarios locales de haber sustraído mobiliario del antro que operó en sociedad con ellos en los primeros días de la celebración de la Feria nacional (FENAZA), cuando éstos se negaron a pagarle las ganancias que pedía, antes de que concluyera el acto.

En la carta que envió a los medios, Sonia Villarreal aseguró que fue su hijo quien disolvió la sociedad con los empresarios “al no convenir a sus intereses”, y que el mobiliario fue “recogido y ubicado en un domicilio” propiedad de la familia, al ser parte de su patrimonio.

El daño que presuntamente causó la exfuncionaria asciende a 72 mil pesos, por el que podría recibir una condena de hasta 15 años de prisión.

“Mi detención y la negativa de otorgarme la libertad bajo fianza…se suma a la serie de afirmaciones en mi perjuicio, de las que he sido objeto en estos últimos días, que me lastiman y agravian”, expuso Villarreal en su carta, quien aseveró que con esta actuación de la jueza, su presunción de inocencia ha sido violentada.

Aseguró que actualmente se encuentra en un proceso para ser reubicada como maestra en alguna escuela, puesto que su comisión ante la Oficialía Mayor del estado concluyó en 2010, y que vive en Zacatecas desde antes de que fuera invitada a colaborar con Amalia García.

“Si mi presencia aquí sólo obedeciera al cargo que desempeñé me habría ido en septiembre del 2010”, expuso, tras lo que exigió al gobernador Alonso Reyes gobernar sin fobias o filias partidistas.

Comentarios