Bancarrota del emporio Saint Martín, beneficiario del foxismo

jueves, 14 de abril de 2011

VILLAHERMOSA, Tab., 14 de abril (apro).- El emporio Saint Martín SA de CV, que durante el gobierno foxista acaparó contratos en Petróleos Mexicanos (Pemex) por más de 2 mil 700 millones de pesos por sus presuntas ligas con los hermanos Bribiesca, hijos de la exprimera dama panista Martha Sahagún, hoy llegó a su fin.
    Luego de dos años de litigio y mediante el juicio ejecutivo mercantil 141/2009, radicado en el juzgado sexto civil de de esta capital, este jueves 14 se llevó a cabo el remate de todos los bienes inmuebles propiedad de la empresa Saint Martín.
    Su propietario, Juan de Dios Saint Martín Zepeda, presente en la dirigencia, admitió la bancarrota de la otrora poderosa empresa que ganó millonarios contratos en Pemex.
    Los bienes de Saint Martín se los adjudicó Jorge del Río Basora, de la empresa Promotora Ambiental del Sureste SA de CV, que entabló el juicio mercantil contra la quebrada empresa.
    Desde junio de 2009, Saint Martín enfrentaba graves problemas financieros, de tal magnitud que uno de los socios, Fernando Saint Martín, fue procesado y encarcelado por fraude.
Ante las cascadas de demandas mercantiles que empezaron a llover en su contra, la empresa camufló sus actividades en Saint Martín Construcciones, Arrendadora Saint Martín e Inmobiliaria Saint Martín SA de CV, esta última la única que aún tenía bienes y que hoy se finiquitó en favor del empresario Jorge del Río Basora.
Saint Martín ya no tiene dinero ni propiedades. Todas fueron rematadas, aparte de otros juicios civiles que se le siguen en otros juzgados y cuyas sentencias están por salir, reconoció Juan de Dios Saint Martín.
En abril de 2007, la revista Contralínea reveló graves irregularidades en contratos asignados por Pemex a Saint Martín Construcciones (SMC) y Oceanografía SA, de acuerdo a investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
    Sin embargo, la revisión de la ASF se limitó a 18 contratos, nueve de SMC y nueve de Oceanografía SA, menos de 10% de lo que cada empresa recibió en el sexenio de Fox Quesada, en donde el órgano de fiscalización comprobó que en la mitad hubo irregularidades.
    La mayoría de los más de 60 contratos que el consorcio de los hermanos Juan de Dios, Rodolfo y Alejandro Saint Martín recibió en el sexenio foxista fue por adjudicación directa, pese a que la empresa carecía de capacidad técnica y económica, en clara violación a las leyes de Obra Pública y de Responsabilidades de los Servidores Públicos.
    Contralínea citó que, por ejemplo, en el contrato 411253849 para protección del suelo en pozos de la región sur, por un monto de 115 millones 801 mil pesos, la ASF comprobó que Pemex Exploración Producción (PEP) incurrió en violaciones, pues Saint Martín no presentó la garantía contra vicios ocultos prevista en la legislación.
 La misma irregularidad detectó en el contrato 411253850, cuyo monto fue de 81 millones 274 mil pesos; además, en 30% de los contratos de SMC se descubrió que la empresa no reportó a PEP la conclusión de los trabajos, tampoco hizo entrega física y, a pesar de ello, la paraestatal finiquitó los contratos sin certificar su cumplimiento.
    “La historia de los hermanos Saint Martín en Pemex fue documentada por los contralores internos de la paraestatal como una de las empresas más corruptas; sin embargo, por la red de tráfico de influencias que tendieron en Pemex a la fecha continúa vigente”, publicó Contralínea.
    “Los contratos que SMC obtuvo en la gestión de Luis Ramírez Corzo, primero como titular de PEP y luego como director general de Pemex, ascienden a 2 mil 723 millones de pesos y 12 millones de dólares”, aseguró la revista.
    El más jugoso, por 800 millones de pesos, fue asignado en 2004 por “Servicios para manejo integral de recortes y residuos líquidos generados durante la perforación y mantenimiento de pozos de Comalcalco, delta del Tonalá, Reforma y Ciudad Pemex”.
    Sobre este contrato, que no fue auditado por la ASF, la paraestatal abrió una indagatoria “y descubrió que Saint Martín presentó documentación apócrifa y simuló como competidor a una de sus empresas filiales (Proses SA) para justificar la licitación pública”.

Ligas con Manuel Bribiesca

La revista recordó que durante el sexenio de Fox, los contratistas de Pemex estrecharon sus vínculos con la Presidencia a través de Manuel y Jorge Bribiesca.
“Los hijos de Marta Sahagún operaron para que Pemex otorgara a CSM un contrato por más de 400 millones de pesos, vía adjudicación directa, para limpiar el derrame de crudo tras una explosión en Nanchital, Veracruz, en diciembre de 2004”, refirió la publicación.
    “En el último día de su gestión al frente de Refinación (cargo al que renunció para convertirse en senador), el panista Juan Bueno Torio admitió que tenía conocimiento de “irregularidades” de la empresa SMC; sin embargo, justificó: “Se trataba de una emergencia y alguien tenía que hacer el trabajo”, según Contralínea.
    “Meses después, en Villahermosa, en 2005, exempleados de Saint Martín, entre ellos su exapoderado legal, revelaron a Contralínea que fueron los hijos de Marta Sahagún los que consiguieron que Pemex entregara este contrato a SMC”, consignó la revista.