Pactan partidos reforma política en Oaxaca

lunes, 4 de abril de 2011

OAXACA, Oax., 4 de abril (apro).- Diputados de los partidos PRI, PAN, PRD, y PT acordaron hoy realizar cambios a más de 40 artículos de la Constitución local, con el fin de concretar la reforma política que, aseguraron, sentará las bases para una transición democrática real.

Con esta iniciativa, añadieron, Oaxaca se convertirá en pionero de la defensa de los derechos humanos, debido a que será la primera Constitución en el país y en América Latina en considerar la creación de un juicio de defensa de los derechos humanos ante el Poder Judicial.

Asimismo, con la reforma se instaurarán instrumentos de democracia directa, como la revocación del mandato de gobernador, el mecanismo de referéndum, de plebiscito, de los consejos consultivos, de la audiencia pública y, fundamentalmente, se fortalecerá el equilibrio, fortalecimiento y autonomía de los tres poderes.

En conferencia de prensa, los integrantes de la Comisión Permanente de Estudios Constitucionales, entre ellos el perredista Alejandro Jarquín, el panista Raúl Bolaños Cacho, el petista Flavio Sosa Villavicencio y los priistas José Antonio Hernández Fraguas y Elías Cortes, aclararon que esta iniciativa, enviada por el gobernador Gabino Cué, “no pasó de fast track ni por línea, sino que es resultado de un consenso” entre las fuerzas políticas.

Una vez que entregaron el dictamen a la Oficialía Mayor y se convocó a una sesión extraordinaria para el próximo miércoles, Sosa Villavicencio detalló que la reforma es de vital trascendencia, ya que desde la década de los años veinte no se había modificado el texto constitucional.

A su vez, el panista Bolaños Cacho calificó de “histórico para Oaxaca refundar la Constitución”, pues con ello, sostuvo, se cumple uno de los principales anhelos de la ciudadanía oaxaqueña que el 4 de julio apostó por un cambio en la estructura de poder para evitar el abuso en el ejercicio del mismo.

La iniciativa que discutirá el pleno el próximo miércoles resalta el fortalecimiento de las instituciones estatales, hecho que propicie la construcción de un estado de derecho que coadyuve a una gobernabilidad democrática.

En tanto, el priista José Antonio Hernández Fraguas destacó que al seno de la comisión se despojaron de intereses partidistas, particulares o de grupo, así como de posiciones políticas o ideológicas, con el fin de elaborar un dictamen que incluyera temas novedosos y responsables que buscan garantizar la gobernabilidad democrática del estado.

Entre ellos, subrayó, está el de elevar a rango constitucional el tema de los derechos humanos, aparte de la creación de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

En cuanto a la revocación del mandato, detalló el diputado priista, trataron de cuidar que hubiera una clara separación entre lo que es esta nueva figura y el juicio político.

Así, para que exista revocación del mandato se requiere que haya la petición de dos terceras partes del Congreso o de 20% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal a partir dos causales: violaciones graves a la Constitución y delitos de lesa humanidad.