Indígenas rechazan la instalación de un cuartel militar en el norte de Veracruz

martes, 5 de abril de 2011

JALAPA, Ver., 5 de abril (apro).- Organizaciones indígenas de la sierra de Zongolica y de la huasteca veracruzana rechazaron la intención del gobierno de Javier Duarte de instalar una nueva sede de operaciones militares en el norte de la entidad.

En conferencia de prensa, Francisco Javier Flores, representante del Frente Democrático de la Sierra Oriental de México “Emiliano Zapata” (Fdomez), advirtió que no permitirán la instalación de un nuevo cuartel porque, en su opinión, “bajo el pretexto de buscar delincuentes, (los militares) se dedican a acosar a las comunidades y a las organizaciones sociales”.

Reveló incluso que en enero pasado comenzaron a recibir la visita de agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en busca de representantes de su organización, “usando como estrategia que son compradores de maíz o vendedores de cobijas en abonos”.

Hechos como ese, dijo, han sido detectados en la comunidad de Lázaro Cárdenas, del municipio de Chalma –limítrofe con el estado de Hidalgo–, donde gente del Cisen ha arribado a las comunidades “para espiar” a los pobladores.

“Esta medida forma parte de una constante militarización y acoso a las comunidades huastecas de Hidalgo y Veracruz”, subrayó el representante de Fdomez, quien recordó que en los años ochenta esa práctica “dejó un saldo de 200 asesinatos políticos, además de desapariciones forzadas, torturas y zozobra en la región”.

Por ello, señaló que con motivo del 92 aniversario del asesinato de Emiliano Zapata, el próximo domingo 10,  “estamos haciendo un llamado a los obreros, estudiantes, amas de casa, maestros, profesionistas comprometidos con las luchas del pueblo, así como a las organizaciones civiles, de derechos humanos y a los periodistas honestos, a luchar y no dejarse atemorizar y paralizar en esta estrategia de terrorismo de Estado”.

Y es que la estrategia de “lucha anticrimen” en municipios como Tantoyuca, Ixhuatlán de Madero, Benito Juárez, Chicontepec y otros más del norte de Veracruz, así como del estado de Hidalgo, “ha incluido cateos en las casas durante horas de la madrugada, pero la gente no denuncia por temor”, explicó.

Asimismo, demandó que los soldados sean retirados de sus pueblos, “pues no es creando más cuarteles ni militarizando la Huasteca como se va a resolver la pobreza, marginación y olvido que siempre hemos padecido las comunidades indígenas”, remató.

Comentarios