Protesta Granier por la partida de la Policía Federal y del Ejército

viernes, 20 de mayo de 2011

VILLAHERMOSA, Tab., 20 de mayo (apro).- Preocupado por el repunte de la violencia en la entidad, el gobernador Andrés Granier reprochó que la mayoría de las fuerzas federales, así como del Ejército, hayan sido removidas de diversos puntos del estado para reforzar operativos en el norte del país.

“Le estoy haciendo un llamado y le hablare al secretario de la Defensa Nacional (Guillermo Galván) para pedirle que regresen las fuerzas enviadas a Tamaulipas, porque en Tabasco los necesitamos para dar la pelea al crimen”, expuso el gobernador a empresarios del municipio de Cárdenas, donde el pasado martes y miércoles fueron ejecutados nueve civiles y un policía local.

 Granier Melo aseguró que la masacre no quedará impune y lamentó que gran parte de las fuerzas militares hayan abandonado territorio tabasqueño para reforzar la vigilancia en el norte del país.

“Aplicaremos todo el peso de la ley a los asesinos, y averiguaremos cuáles fueron la causas, si fue cobro de factura”, ofreció a los atemorizados empresarios locales que, presos de rumores, cerraron sus negocios el jueves 19 y hoy abrieron parcialmente.

Derivado de las investigaciones y captura de tres presuntos sicarios la noche del jueves en el municipio de Nacajuca, que colinda con Villahermosa, fuerzas federales y estatales localizaron hoy un arsenal en la colonia Indeco de esta capital.

Dentro de una casa de seguridad se encontraron nueve granadas de fragmentación, diez rifles AK-47, dos ametralladoras Uzi, tres rifles M-16 y AR-15, cinco pistolas Luger, Browning y Glock, y miles de cartuchos para cuernos de chivo, AR-15 y pistolas 9 mm, así como tres culatas de AR-15 y cuerno de chivo.