Se fractura el PAN en Puebla

martes, 24 de mayo de 2011

PUEBLA, Pue., 24 de mayo (apro).- La contienda por la renovación del Consejo Estatal del PAN en Puebla confrontó a los “neopanistas” encabezados por el gobernador Rafael Moreno Valle, y los “conservadores” identificados con la organización de extrema derecha, El Yunque, que comanda el alcalde poblano Eduardo Rivera.
    En la asamblea municipal panista realizada el domingo pasado, el grupo del alcalde Rivera, a quien se le identifica con la organización ultra conservadora “El Yunque”, ganó 21 de las 24 propuestas que podrán participar en la renovación del Consejo Estatal del PAN que se realizará el próximo 19 de junio.
En tanto que el grupo de neopanistas, identificados con el gobernador Rafael Moreno Valle, sólo obtuvieron tres de las 12 posiciones que respaldaban.
Sin embargo, Roberto Grajales Espina, uno de los panistas allegados al mandatario poblano, anunció que este jueves presentarán un recurso de impugnación ante los órganos partidistas por considerar que la contienda interna estuvo plagada de irregularidades.
El también delegado estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dijo que están decididos a llegar hasta los tribunales electorales para revertir los resultados del proceso interno, pues además de que se “cayó” el sistema de conteo de votos, la dirigencia municipal impidió que el cómputo fuera certificado por notario público y “se empeñó en hacerlo en lo oscurito”.
Además, acusó al dirigente estatal del partido, Juan Carlos Mondragón, y al alcalde Eduardo Rivera de haber operado para cometer esas supuestas irregularidades que dieron el triunfo a gente afín al grupo político de El Yunque. “Es un personaje oscuro que avienta la piedra y esconde la mano”, dijo Grajales Espina para definir al edil panista.
En tanto que Rivera rechazó abundar sobre el conflicto interno panista y negó estar en pugna con el gobernador por el dominio del PAN.
Sin embargo, desde hace varias semanas en la prensa estatal se ha especulado sobre el interés de Moreno Valle por tomar el control de la dirigencia estatal de su partido, que se encuentra actualmente bajo el dominio del panismo tradicional.
Esta pugna estaría relacionada con la contienda del 2012, pues mientras que Moreno Valle se ha abierto ante los panistas como simpatizante de la candidatura por la presidencia de Ernesto Cordero, el panismo tradicional de Puebla respalda las aspiraciones de Josefina Vázquez Mota.
En ese sentido, causó controversia la declaración que hizo el delegado estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Francisco Fraile García, durante la presentación de su libro La Correspondencia del Diablo, quien consideró que el PAN de Puebla quedó “atrapado” por el gobernador.
Incluso, en el evento se dirigió al alcalde Eduardo Rivera para recordar que ya habían avizorado esa posibilidad cuando abrieron las puertas del partido a Moreno Valle, quien era priista.
“En casa suya, cuando tomamos la decisión de abrir espacio a Rafael Moreno Valle para ser candidato a senador de la República (…) hablamos muy claramente, Lalo, de que nos íbamos a enfrentar a la altísima posibilidad de que un gobernador con el estilo de Rafael Moreno Valle empujara al Partido Acción Nacional y que teníamos que prever esta situación. No lo hicimos y el partido se ve atrapado, pero está de regreso El Pastor.”
 El Pastor, es como se identifica en el PAN a Fraile García, quien fue candidato a gobernador en el 2004.
En la asamblea municipal realizada el domingo fue notoria una alianza entre la exsecretaria de Desarrollo Social, Ana Teresa Aranda; el alcalde Eduardo Rivera y el dirigente estatal, Juan Carlos Mondragón, para imponerse a los operadores ligados a Moreno Valle: Ángel Alonso Díaz Caneja, Roberto Grajales y Genaro Ramírez.
Sin embargo, Grajales aseguró que a nivel estatal, la presencia de su grupo político superaría al de Rivera en la renovación del Consejo Estatal del partido.

Comentarios