Uso de constructoras "fantasma" y bonos por 25 mdp en sector salud, legado de Ulises Ruiz

lunes, 20 de junio de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- El gobierno del estado detectó diversas irregularidades en los Servicios Estatales de Salud como el pago de bonos para exfuncionarios de esa dependencia por un monto de 25 millones de pesos, así como 102 obras inconclusas en las cuales se utilizaron “constructoras fantasma”, informó hoy el titular del ramo, Germán Tenorio Vasconcelos.. Al dar a conocer los resultados de la auditorías realizadas por el gobierno que encabeza Gabino Cué, el titular de los Servicios Estatales de Salud dijo que la Contraloría del estado determinará las responsabilidades y las sanciones para los exfuncionarios de la pasada administración de Ulises Ruiz Ortiz. Tenorio Vasconcelos consideró que se les tendrían que fincar responsabilidades a quienes encabezaron las áreas de Obras Públicas, Finanzas y Administración en el gobierno de Ulises Ruiz. Tenorio Vasconcelos precisó que la administración del priista Ulises Ruiz dejó inconclusas 102 obras tan sólo del área de salud, y agregó que en 16 obras existen irregularidades graves que van desde la detección de “constructoras fantasma” hasta el inicio de obras en terrenos comunales, ejidales y hasta particulares. Citó como ejemplo un caso detectado en el municipio de Tlacolula de Matamoros donde se identificaron irregularidades en obras que no corresponden a los cerca de 7 millones de pesos que fueron reportados. De igual forma, explicó que no se ha logrado establecer contacto con los representantes legales ni establecer los domicilios fiscales de constructoras como "Proyectos y Construcciones" y "Obras de Oaxaca y del Sureste". Sin embargo, no detalló el monto del dinero pagado a dichas empresas “fantasma”. Respecto a los bonos millonarios, funcionarios de la Secretaría de Salud en el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz se repartieron un monto total de 25 millones de pesos, dijo Tenorio Vasconcelos. Entre los beneficiarios, explicó, sobresalen el actual diputado Martín Vásquez Villanueva, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, quien cobró 300 mil pesos, y el líder de la Sección 35 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Jenoé Ruiz López, quien recibió un pago por 204 mil pesos. La entonces secretaria de Salud, Sofía Laura León Silva, se asignó casi 500 mil pesos de bono, y el coordinador general de Supervisión y Apoyo Técnico, Francisco Rafael Reyes Velásquez, recibió 600 mil pesos. Para colmo, el funcionario explicó que aun cuando en el estado se tiene un déficit de cuatro mil plazas para cubrir las plantillas de servicios en los hospitales, lo que dejó Ulises Ruiz Ortiz fue una carga administrativa de 4 mil 600 plazas de eventuales, de las cuales más del 60% estaban destinadas a actividades administrativas, cuando lo que se requiere son médicos y enfermeras. Además, dijo, la administración pasada desmanteló el programa Unidades Móviles para el Desarrollo, el cual no sólo tenía un costo superior a los 17 millones de pesos al mes sino que, aseguró, era utilizado con fines políticos-electorales. El funcionario denunció que a la llegada de la nueva administración las unidades fueron arrumbadas en almacenes, por lo que más del 60% del parque vehicular quedó inservible. De este daño patrimonial responsabilizó al secretario de Finanzas, Miguel Ángel Ortega Habib y al exgobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien determinaba directamente las actividades del personal que laboraba en dicho programa. Actualmente, Ortega Habib es investigado por la Procuraduría General de la República por el desvió de mil 400 millones de pesos.